La Pampa enfrenta “la peor inundación”

VERNA DIJO QUE LA PRIORIDAD SERA DEFENDER LOS CASCOS URBANOS

La dramática situación que atraviesan las localidades del norte de la provincia por el avance del agua y persistencia de las lluvias, que superan largamente la media anual, llevó al gobernador Carlos Verna a realizar una recorrida por las zonas más críticas. El mandatario aseguró que la prioridad de los trabajos que se realizan con equipos de la provincia y los municipios serán las de defensa de los cascos urbanos.
Ayer, desde Casa de Gobierno se ofreció un reporte de las situaciones en cada localidad a partir de la descripción realizada por el propio gobernador durante su visita a los pueblos. Sobre Speluzzi explicó que hay un barrio comprometido por el agua y que desde la comuna local se bombeó durante todo el día para sacar el agua. Ayer se instaló una bomba de mayor capacidad para mejorar el drenaje, puesto que permite extraer un millón de litros por hora contra los 250.000 de la otra.
“Creemos que con esto y poniendo un caño sobre la ruta, a la que le vamos a poner tosca y dejaremos pasar por una sola mano, si no llueve demasiado podremos bajar la laguna y el riesgo de que el agua entre en las casas”, informó.
La particularidad de esa población es que la única vivienda evacuada fue la del propio presidente de la comisión de fomento, Luis Fredes (ver página 25).

Canalización.
En cuanto a Vértiz aseguró que la situación se fue aliviando. “Había una laguna atrás que cargaba sobre los patios de un barrio. (La firma) Góndolo nos prestó un predio para que lo atravesáramos con un canal, a través del que le dimos salida a la ruta con una máquina de la Municipalidad de General Pico que nos prestó (el intendente Juan) Rainone y el problema está resuelto”, dijo Verna.
Al norte de allí, en Ojeda las fuerzas vivas evacuaron a algunas familias afectadas, mientras que otras dos se negaron a dejar sus casas. En estos casos, se explicó que ambas viviendas estaban ubicadas en una zona más alta que las demás, donde todavía contaban con servicios como luz y agua corriente. Todos los pobladores son asistidos por Defensa Civil y el Ministerio de Desarrollo Social. De ser necesario, está disponible un coche vía para trasladar a los que decidieron quedarse hacia la localidad de Alta Italia.
“La cantidad (de agua) que viene y la que hay en los campos nos hace sospechar que va a estar complicado. Vamos a seguir defendiendo las localidades. Sabemos que los productores están preocupados, y luego veremos de qué manera podemos colaborar, pero en principio vamos a defender los pueblos”, sostuvo Verna.

Emergencia.
El gobierno de La Pampa prorrogará la emergencia agropecuaria el próximo viernes cuando se reúna la mesa provincial del sector y solicitará a Nación que haga lo mismo a efectos de que contemple la situación en el cobro de los impuestos a los afectados.
“Hablamos con la gente de Producción e hicimos una presentación ante Senasa porque hay productores que tienen la hacienda en lotes que están llenos de agua y necesitan mover el ganado y por el tema de la vacunación anti aftosa no se lo permitían. Esperemos que resuelvan rápido”, informó Verna durante su estadía en Embajador Martini, cuyo casco está rodeado por el agua.
El gobernador mencionó que no solo en los pueblos del norte están preocupados por el avance del agua, sino que en la zona oeste y sur de la provincia también se está trabajando para evitar desbordes. “En Algarrobo del Aguila el agua que baja de la barda naturalmente desagota en el brazo del Atuel y, como el brazo lo tenemos canalizado para evitar que el pueblo se inunde con las crecidas, no entra, así que estamos bombeando el agua de lluvia adentro del curso. También hay algún problema en Puelén y 25 de Mayo”, informó.

Cascos urbanos.
La crisis hídrica que se está registrando por estos días en distintas zonas de la provincia no es la primera del año. En febrero, el gobernador Carlos Verna tuvo que acudir en persona a verificar los trabajos que se realizaban para aliviar la situación de la localidad de Bernardo Larroudé por la crecida del río Quinto. Entonces se desató una fuerte polémica por la intervención de fuerzas policiales pampeanas que reprimieron a vecinos de la localidad bonaerense de Villa Iris que intentaban impedir el avance de las máquinas que luego realizaron cortes sobre le meridiano quinto para permitir el escurrimiento natural de las aguas hacia suelo bonaerense.
Sobre mediados de este año, la situación se repitió en el oeste provincial con la crecida del río Atuel y los trabajos para protejer a las localidades de Santa Isabel y Algarrobo del Aguila por posibles desbordes.
En uno y otro momento, como ahora, Verna había manifestado que la prioridad era defender los cascos urbanos y, en segundo lugar, los establecimientos agropecuarios.

Mac Allister ofreció ayuda de Nación
El Secretario de Deportes de la Nación, Carlos Javier Mac Allister, expresó su preocupación por la situación que le toca atravesar a la provincia ante las inundaciones. En el día de ayer, Mac Allister mantuvo conversaciones con la ministra nacional Patricia Bullrich, encargada del tema emergencias y catástrofes en todo el país. “Ya se están empezando a articular la ayuda para las diferentes localidades de la provincia”, anticipó.
También se comunicó con la ministra nacional de Desarrollo Social, Carolina Stanley, para organizar la asistencia para los autoevacuados mientras que Emilio Renda, secretario de Emergencias Civiles y Catástrofes, se comunicó con el ministerio de Seguridad de la provincia y dialogó con la diputada provincial Sandra Fonseca.
En horas de la tarde mantuvo una extensa comunicación con el intendente Leandro Altolaguirre, quien lo puso al tanto de la situación en la ciudad.
“Vamos a trabajar codo a codo con el gobierno provincial demostrando una vez más que no importan los colores políticos cuando se trata de ayudar a los vecinos”, sostuvo el secretario de Deportes.

Convocan a Comisión de Emergencia
El subsecretario de Asuntos Agrarios, Alexis Benini, hizo referencia a la situación actual ante el temporal de lluvia que azota a toda la provincia, pero sobre todo afecta con mayor intensidad a las localidades del norte.
“El norte es lo más complicado porque el agua ha llegado al casco urbano” manifestó, recordando luego que si bien la emergencia agropecuaria dictada ante la última sequía aún está vigente, “hemos llamado a la Comisión de emergencia provincial para el próximo viernes”.
De todas maneras aclaró que se necesitan algunos días de sol para poder tener las imágenes satelitales y comprobar como sigue la situación, si creció y “si el productor que está en emergencia pasó a desastre”.
Sobre ello también comentó que se está hablando y trabajando mucho con los intendentes. “El gobierno hizo una gran inversión y los intendentes y productores hicieron un intenso trabajo para recomponer la red terciaria de caminos vecinales después de la última inundación, pero este temporal lo vuelve a destruir, con lo cual -expresó- todo lo que hicimos lo tenemos que volver a hacer”. Igualmente aclaró que “hasta que no pare de llover no podemos resolver esta situación”.
En cuanto a lo agropecuario consideró que “hay pérdidas por supuesto, pero muchos productores no habían sembrado todavía”.

Bonificación.
El subsecretario comentó que ayer funcionarios del Ministerio estuvieron reunidos en Nación tratando este tema con el secretario Negri, “pidiendo alguna bonificación a través del Plan Ganadero o de la Mesa de Emergencia Agropecuaria, que le permita al productor paliar la crisis productiva, porque ya por un período de tiempo va a perder la posibilidad de cosecha”. Sobre esto dijo que “quedaron en respondernos, así que estamos a la espera”.
Benini no quiso aventurar un número de hectáreas afectadas ya que opinó “hay que ser concretos, porque después hay que homologarlo en Nación para que nos den los plazos necesarios, y por lo tanto hay que ser muy específico”.
También dijo que en toda la provincia llovió mucho, “con lo cual se está afectando hasta el movimiento ganadero también, estamos con la vacunación y esto complejiza mucho la cuestión”.
Finalmente, comentó que “estos eventos climáticos que vienen ocurriendo son propios de que las zonas secas van a ser más húmedas, con lo cual habrá que adaptar nuestro sistema productivo a estas situaciones eventuales de un clima tan adverso”.

Corte total en la ruta 35
El Ministerio de Transporte, a través de la Dirección Nacional de Vialidad (DNV) informó que desde las 19.30 de ayer se cortó en forma total la Ruta Nacional Nº 35 entre las localidades de Realicó y Embajador Martini, a modo de precaución para los usuarios que deban transitar.
Viniendo desde Córdoba para seguir hacia el sur, el desvío se debe hacer en el cruce de las rutas nacionales 35 y 188, debidamente señalizado con presencia de la Policía provincial.
En tanto, para quienes vengan desde Córdoba, la alternativa es tomar la RN Nº 188 hacia el oeste; antes de llegar a Quetrequén empalmar con Ruta Provincial Nº 9 y desde allí hasta la Ruta Provincial Nª 4 hacia el este, para retomar la RN Nº 35.
Viniendo desde el sur por RN Nº 35, el desvío se debe hacer hacia el este por la rotonda de Arata, para tomar la Ruta Provincial Nº 4 y desde allí hacia el norte Ruta Provincial Nº 9 hasta empalmar la Ruta Nacional Nº 188, para dirigirse hacia el este para volver a la Ruta Nacional Nº 35.
El corte se efectuó desde las 19.30 y durante la noche, hasta que las condiciones de seguridad vial y transitabilidad mejoren.

Gran cantidad de cascos urbanos afectados
El ministro de la Producción, Ricardo Moralejo, aseguró que la inundación que está sufriendo la provincia producto de las lluvias es “una de las peores de los últimos tiempos”, aunque a su entender el fenómeno actual tiene características inéditas, ya que nunca hubo tantos cascos urbanos amenazados por el agua como en la actualidad.
“En algunos lugares han llovido alrededor de 300 milímetros los últimos 4 ó 5 días. La mitad o más de la media anual en solo unos días. Hubo un nivel de escurrimiento muy importante y hoy se está afectando algunas localidades. En Embajador Martini están haciendo un esfuerzo muy grande para evitar que se inunde el casco urbano. Hay que esperar que cesen las lluvias para empezar a hacer los trabajos”, dijo.
–¿Cómo afectó el agua a la agricultura y la ganadería?
–La agricultura está afectada fuertemente en los cultivos de invierno, los cereales, fundamentalmente el trigo. Hay lotes que se inundaron y se van a perder. La siembra de la gruesa no se realizó todavía, con lo cual lo que se perdió fue algún tratamiento con fertilizantes. La siembra de la gruesa tiene todavía un margen de espera de dos meses. En la ganadería hay explotaciones donde han quedado muy pocas áreas libres de agua, solo algunas lomas donde están los animales. Así que hablamos con Senasa para que habilite el movimiento de algunos animales de aquellos productores que todavía no han vacunado. En general los desplazamientos se realizan hacia lugares ubicados más al oeste.
–¿Qué está pasando con el movimiento de la hacienda terminada hacia los lugares de remate?
–Hoy no se está haciendo, incluso venimos de unos días donde teníamos problemas. Parecía que el tiempo se había asentado un poco pero el fin de semana recrudeció la lluvia y según los pronósticos van a continuar, si bien se está hablando que para mañana (por hoy) va a mejorar algo. Lo que ocurre es que para el fin de semana el Servicio Meteorológico Nacional anuncia nuevas tormentas.
–¿Estas lluvias son parte de los ciclos húmedos y secos que se dan históricamente?
–No soy un especialista en esa temática. Lo que sí estamos viendo es un fenómeno nuevo, que es el de cambio climático y no sabemos hasta dónde nos puede afectar. Nuestro país y nuestra zona no pueden estar ajenos a eso. No tengo suficiente conocimiento para hablar con la seriedad que tendría que tener.
–¿La obra de los daneses va a estar en el Presupuesto 2017?
–Lo que había que hacer era comenzar a limpiar todos los canales que en el período de sequía se habían abandonado; algo se hizo, nuestros técnicos estuvieron recorriendo la zona y hoy están medianamente operativos, las otras obras quedaron inconclusas y esto lleva a replantearlo.
–¿En qué sentido?
–Lo que vamos a analizar es esta situación que es inédita por lo menos en lo que recuerdo de los tipos de inundaciones que hemos tenido, porque las anteriores han afectado los sectores productivos pero no los cascos de los pueblos como ahora. No lo habíamos visto. Creo que obras públicas junto con la Secretaría de Recursos Hídricos, los especialistas y las áreas específicas de gobierno van a tener que hacer los estudios y las obras adecuadas.

Garello recorrió escuelas
La ministra de Educación, María Cristina Garello, junto a miembros de su gabinete, recorrió en la mañana de ayer distintos establecimientos educativos de Santa Rosa para interiorizarse acerca de la situación que pudieran ocasionar las intensas lluvias de las últimas horas.
Por otra parte, el director general de Administración, Pablo Maccione, hizo lo propio y las directoras de nivel trabajaron con la información que proviene de las escuelas del interior de la provincia analizando cada caso en particular a fin de garantizar el normal funcionamiento de las clases.
Por otra parte, la dirigencia de Utelpa de Santa Rosa reclamó asueto por razones de seguridad para alumnos y docentes “en aquellos lugares en donde el panorama está “complicado” por las lluvias.
“Es hora que el Ministerio de Educación actúe. Es necesario que demuestre la premura necesaria en estos casos para conducir, asistir y evitar tragedias mayores”, reclamó la dirigencia docente.

Las intensas lluvias no dan tregua en norte provincial
Las copiosas lluvias no dan tregua en el norte de la provincia, afectaron a varios departamentos y generan anegamientos en las localidades, como así también en la zona rural. Ayer alrededor de las 18 fue cortado al tránsito la ruta nacional 35 en el tramo entre Realicó y el cruce con la provincial 2 a la altura de Alta Italia. Fuentes policiales indicaron que el corte se mantendrá hasta mañana para analizar cómo circula el agua.
Los más de 150 milímetros que cayeron en las últimas 48 horas provocaron que las cotas de las lagunas rebalsaran y cubrieran la ruta nacional 35 en dos tramos cercanos a Realicó. En las últimas horas del lunes y como consecuencia del ingreso de una gran masa de agua por una alcantarilla de la ruta nacional 188, se llenó la conocida laguna de Forneris, en cercanías del predio de la Asociación Rural y desbordó hacia la laguna de Bobbiesi donde provocó el anegamiento de la ruta 35 entre el acceso Presidente Perón de esta localidad y el límite con la provincia de Córdoba. En este sector alrededor de 20 centímetros de agua está acumulada sobre la ruta, ocupando más de media calzada.
Ayer a la mañana, una inmensa laguna que está pasando el Colegio Agropecuario, a 15 kilómetros al sur de Realicó desbordó y cubrió por aproximadamente cinco kilómetros la cinta asfáltica. Alrededor de 10 centímetros de agua se acumularon sobre la calzada. Personal policial del Puesto Caminero II y de la empresa concesionaria del mantenimiento de la ruta 35 alertaban a los viajeros sobre el corte de la ruta.

“Muy crítica”.
Autoridades comunales indicaron que la situación es “muy crítica” porque Realicó está rodeado de estanques y peligra que con el desborde de la laguna de Bobbiesi el agua ingrese al pueblo. Ayer empleados municipales con la ayuda de una excavadora abrieron un canal ubicado al norte del pueblo, en cercanías del cementerio para descomprimir la cota de la laguna y de esa forma evitar que el agua cubra la ruta e inunde aún más la necrópolis.
También y bajo la lluvia se llevaron a cabo trabajos con maquinarias en la zona noreste para abrir canales que permitan el rápido escurrimiento hacia la laguna con el nombre de Cortina ubicada al este del casco urbano. En ese sector también rompieron un talud de tierra que había construido un productor para frenar el avance del agua.
El municipio local envió un comunicado informando a la población que ante una emergencia como consecuencia de las condiciones climáticas, pueden comunicarse al 02302-15344153.
En las últimas inundaciones que se registraron en el norte provincial el agua ya había cubierto el mismo tramo de la ruta 35, pasando el Colegio Agropecuario. En ese lugar según el relato de algunos productores falta una alcantarilla que permita el rápido escurrimiento del agua. “La ruta hace de terraplén y cuando llueve mucho pasa esto: siempre lo mismo.”, dijo.

Emergencia y reclamo.
El secretario de Gobierno y Planificación, Alejandro Avila, señaló que la situación es muy delicada, no hay familias evacuadas pero sí hay algunas que tienen muchísimos problemas de humedad y roturas en los techos. Hay un plan de emergencia y si alguna familia tiene que ser evacuada ya están en condiciones las instalaciones del albergue municipal.
En tanto, familias reclamaban la entrega urgente de las viviendas del barrio de 122 casas, del que todavía no se ha emitido el listado de adjudicatarios. Esta situación climática hace que muchas familias pasen momentos muy difíciles, viendo cómo sus pertenencias se estropean con el agua, además con las consecuencias sobre la salud que implica vivir entre la humedad y el frío.

Caminos.
El presidente de la Asociación Rural de Realicó, Orlando Roggia, dijo que la situación es crítica, miles de hectáreas están bajo agua. Además criticó a las autoridades porque los caminos de la red terciaria están intransitables. No pueden siquiera ingresar a los campos para controlar la hacienda y ver la situación de los sembrados, dijo el dirigente.
“Cuando el tiempo lo permitió no se hicieron los alteos y las reparaciones y en algunos casos se hicieron mal, con tierra negra y hoy no se puede pasar por ningún lado. Estamos siempre renegando por los caminos”, explicó Roggia. También señaló que las pérdidas en los sembrados son graves y no se podrán preparar los lotes para la siembra de cosecha gruesa.

Anegamiento en rutas
Un relevamiento de las rutas en el norte provincial realizado en las últimas horas de la tarde de ayer, presentaba problemas de anegamiento y de acumulación de agua en la ruta nacional 188, 35 y la provincial 101.
También en la ruta 35 en el kilómetro 480, pasando el Colegio Agropecuario a 20 kilómetros al sur de Realicó. En la misma ruta, pero en el kilómetro 503, entre el acceso a Realicó y el límite con Córdoba se acumuló 50 centímetros de agua y la policía habilitó una sola mano. También presenta problema de anegamiento a ruta nacional 188 kilómetro 480, entre Maisonnave y Realicó. En ese tramo había alrededor de 15 centímetros de agua acumulada sobre la cinta asfáltica y por una extensión de 200 metros.
Además la ruta provincial 101 que une Realicó con Falucho tiene agua sobre la calzada en dos tramos.

El Atuel amenaza a Algarrobo del Aguila
El intendente de Algarrobo del Aguila, Oscar Gatica, en comunicación telefónica con LA ARENA, confirmó anoche que el cauce del río Atuel creció de 5 a 15 metros cúbicos por segundo y cubrió “totalmente” el denominado Puente Viejo, pero el agua no ha ingresado a la localidad porque canaliza naturalmente hacia otro sector.
“En el sur de Mendoza cayeron entre 100 y 150 milímetros (el Atuel desbordó en Carmensa) y como esa provincia no usa eficientemente sus sistemas de riego toda esa agua continúa por el cauce del Atuel y llega a La Pampa”, expresó Gatica, quien estaba un poco más aliviado porque habían cesado las lluvias que durante todo el día llevaron intranquilidad a los pobladores. “El Puente Viejo está cubierto totalmente, pero el agua se está desbordando naturalmente hacia el este y el pueblo está ubicado hacia el oeste”, indicó.
El jefe comunal descartó problemas de inundaciones porque ayer a las 17 “paró de llover” y el pronóstico indica “días buenos” para hoy y el jueves. “Hasta la tarde estuvimos bombeando agua de lluvia hacia el río Atuel y ahora las bombas no están en marcha. Permanentemente hay gente controlando, estuvieron los bomberos trabajando, Defensa Civil, personal municipal, policías y un agradecimiento al gobierno provincial por las contenciones que hizo hace un tiempo las cuales nos permiten tener tranquilidad por más que suba el Atuel. Además, estamos en contacto permanente con los puesteros”, finalizó.

Compartir