La Pampa implementará la pulsera electrónica

PARA LOCALIZAR A AGRESORES Y VICTIMAS DE VIOLENCIA DE GENERO

El gobierno de La Pampa implementará el sistema del pulseras electrónicas para localizar a agresores, que también tendrán una tobillera, y a víctimas de violencia de género, como una forma de garantizar el cumplimiento de las medidas judiciales en casos donde las mujeres son maltratadas.
Los dispositivos electrónicos necesarios para poner en funcionamiento el Sistema de Monitoreo, Supervisión, Rastreo y Localización de Agresores y Víctimas de Violencia de Género serán aportados por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.
El ministro de Gobierno y Justicia provincial, Daniel Bensusan, afirmó ayer que “los dispositivos duales son una especie de pulseras, que deben llevar consigo la víctima y el agresor, que además debe tener un detector de proximidad en una tobillera”.
“Los reportes de la actividad y los desplazamientos de las personas se mostrarán en el Centro de Monitoreo; las pulseras generan una alarma y alerta visual cuando se detecta la presencia del agresor en el rango de alcance del rastreador, que avisa automáticamente al Centro, también se activa si intentara quitarse la tobillera”, agregó.

Convenio.
El ministro Bensusan agregó a LA ARENA que “estos dispositivos son utilizados en otras provincias para garantizar el cumplimiento de las medidas cautelares que la justicia interpone ante una amenaza contra una víctima de violencia de género”.
Dijo que “por ser una tecnología de verificación de presencia y localización, su ventaja es que son preventivos, no sólo advierten a la policía sobre la violación del perímetro de seguridad sino también a la denunciante. Además de permitirle eludir la confrontación, se evita que ella tenga la responsabilidad de activar el alerta”.
Para avanzar en la implementación del sistema, funcionarios del Ministerio de Gobierno se reunieron recientemente con la subsecretaria de Acceso a la Justicia de Nación, María Fernanda Rodríguez, a quien explicaron la necesidad de celebrar un convenio para incorporar los dispositivos.
Besusan explicó que “el gobierno busca prevenir situaciones graves de violencia de género gracias al uso de las tecnologías aplicables, para resguardar los derechos de las víctimas. Ello se encuentra en línea con las demandas que plantea la sociedad, que nos exige práctica políticas públicas que prevengan el flagelo al que están sometidas las víctimas de violencia de género”.

El sistema.
La Nación pondría a disposición los dispositivos electrónicos, el software y su mantenimiento mientras que el gobierno de La Pampa se encargaría del monitoreo y supervisión, y el Poder Judicial provincial deberá confeccionar los protocolos para decidir a quienes se debería hacer entrega de estos equipos.
En estas semanas, miembros del Ministerio de Gobierno se reunieron con representantes de la Jefatura de Policía y el Centro de Control, Operación y Monitoreo (Cecom) para analizar la viabilidad de la implementación de las pulseras en La Pampa. También se comenzó a trabajar con el Centro de Sistematización de Datos (CeSiDa) para compatibilizar los requerimientos de software y hardware, que exige para su aplicación efectiva.