La UNLPam, por otra entrada

GESTIONES PARA LOGRAR UN INGRESO POR CALLE YRIGOYEN

El trámite está bastante avanzado y en los próximos días se podría firmar el boleto de compraventa. El precio que ofrecieron los propietarios del terreno, “está acorde a los valores de mercado”, destacó un funcionario universitario.
La Universidad Nacional de La Pampa tiene muy avanzadas las negociaciones con el propietario de un solar céntrico para adquirir ese terreno y hacer allí una entrada lateral a su sede central por calle Yrigoyen. En el frente de este terreno se encuentra el local comercial donde funciona la agencia de quiniela de Sergio Lino. Esta entrada permitiría también un acceso directo al Aula Magna de la UNLPam.
La novedad se conoció en la sesión del miércoles 28 del Consejo Superior de la Universidad, la que fue presidida por el rector Sergio Baudino.
Tras el informe de Presidencia, el envío de los proyectos entrados a las comisiones de trabajo, y la declaración “de interés institucional” de la Asistencia a las audiencias del Juicio de la Subzona 14 a partir de su inicio, el Consejo analizó la propuesta relacionada a la compra del terreno céntrico, un proyecto que llegó al plenario con el aval de las comisiones que lo estudiaron.
Los consejeros autorizaron al rector Sergio Baudino a “suscribir el correspondiente boleto de compraventa y a realizar todas las gestiones para la adquisición del inmueble ubicado en calle Yrigoyen Nº 172”, una alternativa que “permitirá brindar una salida adicional sobre esa calle y eventualmente proyectar un acceso al Aula Magna”.

Por unanimidad.
Fernando Casal, secretario de Coordinación y Planeamiento Institucional de la UNLPam, comentó a LA ARENA que el trámite está muy avanzado y posiblemente el contrato de compraventa se firme en los próximos días. “Nos llegó una propuesta de parte de los propietarios, con una cotización que, según la tasación que pedimos, estaba acorde a los valores de mercado”, comentó. “Pedimos los informes de deudas y no tenía ninguna, ni en Provincia y en la municipalidad”, acotó.
La iniciativa, señaló Casal, salió de los propietarios del terreno, “no es que nosotros estábamos buscando comprar un terreno anexo”. Viendo que los beneficios para la universidad eran muchos, y teniendo en cuenta el valor apropiado, los consejeros aprobaron lo realizado hasta el momento y autorizaron al Rector a avanzar. “De hecho -destacó Casal- los consejeros aprobaron el trámite por unanimidad”.
“Lo que hicieron los consejeros el miércoles es autorizar al Rector a que haga la compra del terreno. Yo calculo que ese acto se va a concretar en los próximos días”.

Muchas ideas.
Las ideas para aprovechar el terreno son varias y seguramente terminarán de definirse cuando la compraventa se concrete y la UNLPam tome posesión del lugar. “Todo está por analizarse”, indicó Casal. La primera idea que surgió es aprovechar el terreno para hacer un ingreso a la UNLPam por calle Yrigoyen, una alternativa que permitiría también un acceso directo al Aula Magna, ya que ese lateral del edificio universitario linda con el fondo de este terreno.
“El frente sobre Yrigoyen tiene 3 metros, pero se ensancha en el pulmón de la manzana, donde hay una casa”, precisó.
Esa casa representa otro punto a favor del proyecto, ya que allí podría instalarse la imprenta de la UNLPam que ahora funciona en una construcción realizada dentro del predio del edificio El Palomar, una propiedad de la Universidad que en este momento está deshabitada.
La construcción donde funciona la imprenta universitaria no pertenece a la parte histórica de El Palomar sino que se hizo hace unos años, en el patio del lugar.

Demoler.
“Nosotros tenemos un proyecto para restaurar El Palomar, y de hecho estamos buscando fondos para ello”, recordó Casal. “Lo que ya hemos visto es que cuando empecemos con la recuperación, vamos a tener que demoler esta construcción porque no se están respetando la cantidad de metros libres que exige la ordenanza”.
Por ello, la casa en el centro de manzana de la calle Yrigoyen fue como un regalo del cielo: “Mudamos la imprenta a esta casa y ya estaríamos en condiciones de demoler la construcción en El Palomar”, se esperanzó Casal. “Una vez que demolamos esa construcción, podemos aprovechar el patio de El Palomar con un lugar de esparcimiento, ya que la idea es darle a El Palomar el perfil de un centro cultural”, valoró.