La Banda Sinfónica protestó con un concierto

La Banda Sinfónica de La Pampa llevó ayer por la mañana su reclamo por mejores condiciones laborales y edilicias a las puertas de la Casa de Gobierno, donde realizó un concierto público para manifestar sus reivindicaciones. Principalmente, solicitaron a las autoridades del Ministerio de Cultura y Educación provincial, a cargo de Jacqueline Evangelista, una solución rápida a los problemas edilicios y la cobertura de vacantes, que el año que viene llegarían a nueve lugares.
"Nosotros calificamos el reclamo como una reivindicación, la banda es el único organismo rentado que tiene la provincia y lo que estamos haciendo es reivindicar nuestra profesión", comentó Manuel Gerez, director del cuerpo musical. "Queremos hacer notar las necesidades que tenemos para estar a la altura de este tipo de organismos, que requieren performance y profesionalismo", agregó.
El músico, además, aseguró que se reunieron el pasado miércoles con la ministra Evangelista y con la subsecretaria de Cultura, Analía Cavallero, quienes les informaron que no será complicado solucionar los inconvenientes que actualmente sufre la banda; sin embargo, tampoco les dieron un tiempo concreto para avanzar en ese sentido. "La preocupación que tenemos pasa por la necesidad urgente de cubrir las vacantes", afirmó.

Nueve vacantes.
La Banda Sinfónica de la provincia pretende que las autoridades ocupen las siete vacantes que existen en ese cuerpo hasta el momento. A ese número, a partir del próximo año, se sumarán otros dos lugares que también deberán ser ocupados y designados por el área de Cultura. Además, pidieron por la profesionalización de cada uno de los integrantes del cuerpo, y un espacio adecuado para realizar los ensayos, entre otras cuestiones.
"Nosotros, para funcionar, necesitamos inmediatez, por más que nos pidan distintos plazos. Desde hace un largo tiempo, sostenemos la programación con alternativas que los mismos músicos generamos con el riesgo que eso implica para todos", señaló Gerez ante la consulta de la prensa.
Durante el reclamo musical, se produjo un hecho curioso y emotivo. Es que en el medio de la protesta, Gerez paró el concierto y propuso que alguien del público se anime a dirigir la banda. Allí, apareció una pequeña de apenas 8 años, llamada Sofía, que en el medio del reclamo pacífico tuvo la posibilidad de ser la directora de la Banda Sinfónica provincial por un momento.