La Cámara de Comercio denuncia “apriete” gremial contra un vivero

Los empleados del Vivero Dadan se mostraron preocupados por la decisión del cierre ya que los perjudicará en sus ingresos mensuales. Desde el sindicato negaron un “apriete” a los propietarios de la firma.
El anuncio de los propietarios de una firma comercial respecto a que ya no abrirán los días domingo desató una fuerte polémica entre la Cámara de Comercio y el sindicato que nuclea a los empleados mercantiles, que cruzaron distintas versiones sobre un hecho que promete generar más repercusiones en las próximas horas.
La controversia se desató ayer cuando se supo que el Vivero Dadan, uno de los más tradicionales de la ciudad, no abrirá el domingo como es habitual a raíz de un supuesto “apriete” del Centro Empleados de Comercio (CEC).
“Sí, yo lo hice cerrar, es cierto, pero no se trató de un apriete ni nada parecido, eso lo dicen desde la Cámara para ponerme en contra a los empleados. Yo me reuní con Mauricio Dadan y le plantee que deben ajustarse a la ley, nada más que eso. La reunión fue en los mejores términos y fue un procedimiento habitual que hacemos con los comerciantes de la ciudad, nada más”, se defendió Rodrigo Genoni, secretario de Organización de CEC, ante la consulta realizada por LA ARENA.
Desde la Cámara de Comercio, en tanto, pidieron esperar a que se concrete la no apertura del local en la jornada de hoy para luego sí salir a dar su versión oficial de los hechos. Sin embargo, desde ese sector lamentaron la actitud asumida por el Centro, ratificaron que se trató “de un apriete” y aseguraron que los empleados del vivero no hicieron ninguna gestión ni pedido para no trabajar los domingos, una jornada que, por el contrario, les significa un importante ingreso económico.
“Nosotros tenemos todo en regla y los empleados trabajan con gusto en este lugar, pero la verdad que no quiero entrar en ningún conflicto, por eso optamos por no abrir y después veremos qué pasa”, explicó ayer por la tarde Rubén Dadan, propietario del comercio.
El vivero, desde hace más de 20 años, abre los días domingo. Desde antes del horario de apertura se puede observar gran cantidad de gente esperando para ingresar y realizar las compras ya que los fines de semana es cuando más clientes se acercan.
Ante la consulta de este diario, los empleados se mostraron preocupados por la situación. Hace unos días mantuvieron una reunión en donde se enteraron la novedad y, de ese encuentro, surgió la inquietud sobre el dinero que dejarán de percibir, que sería una suma cercana a los 1.800 pesos por mes.
“Yo defiendo a los trabajadores, ese es mi trabajo, y por lo tanto defiendo sus derechos, y lo que hacemos es tratar que los comerciantes se ajusten a la ley y respeten lo establecido. Repito que no hubo amenaza ni apriete, sí un diálogo en los mejores términos. Incluso nosotros desde el Centro somos clientes del vivero”, sostuvo Genoni.

“Inspectores”.
El “apriete” que dejó traslucir la dirigencia de la Cámara tiene que ver con la supuesta postura del Centro respecto a “mandarles inspectores” y buscar irregularidades en el local que Dadan tiene sobre la avenida Perón, en camino hacia Toay.
“Aquí tenemos la habilitación municipal correspondiente y todo funciona en regla, pero cuando te quieren encontrar algo te lo encuentran, y yo la verdad que a esta altura de mi vida no quiero entrar en conflicto ni tener problemas, tampoco me gusta que esto trascienda tanto, pero bueno, la decisión de no abrir mañana (por hoy) ya está decidida”, manifestó Dadan.
La polémica también surge a partir de la postura de la Cámara, que según sus dirigentes no se oponen a que los comercios cierren los domingos para respetar el descanso semanal de los empleados pero sí piden que las reglas “sean iguales para todos”.
“Se cierra el vivero pero las grandes cadenas de supermercados están abiertas, entonces o cierran todos o no cierra ninguno, creemos que es lo más justo”, apuntaron ante las consultas periodísticas.