“La causa por el hijo de Lucía está parada”, dice el hermano

Aldo Tartaglia, el hermano de Lucía, la santarroseña desaparecida en la última dictadura, dijo que la investigación sobre la apropiación del hijo de la militante “no tiene novedades” desde hace tiempo en la Ciudad de Buenos Aires.
Aldo “Lalo” Tartaglia, hermano de la desaparecida santarroseña Lucía Tartaglia, aseguró ayer que la investigación por la apropiación de su sobrino o sobrina, nacido en 1979, está paralizada en los tribunales de Comodoro Py a partir de un cambio de juez y remarcó que podría estar involucrada una institución religiosa que “repartía” los niños hijos de detenidas políticas.
Al ser consultado por LA ARENA, Tartaglia afirmó: “Está todo parado, se cambió de juez en la causa y se frenó todo desde hace un año y medio. He hablado a Comodoro Py, pero no hay avances. Es un tema muy largo que me duele mucho realmente”.
En los tribunales federales actualmente se investigan dos expedientes separados: uno referido a la desaparición de Lucía Tartaglia, oriunda de Santa Rosa, quien fue secuestrada en 1977, y el otro sobre la apropiación de su criatura que nació mientras ella estaba en cautiverio en el Hospital Militar dos años después.
Sobre la investigación vinculada al hijo o hija de Lucía, “Lalo” Tartaglia indicó que también existen sospechas vinculadas al Movimiento Familiar Cristiano, una entidad que “daba niños en adopción, era un grupo de monjas”. Varios chicos, según se conoció luego, fueron entregados por la institución.
Sin embargo, Tartaglia señaló que a pesar de que no haya avances concretos en la investigación para recuperar la identidad de su sobrina, continuará en su búsqueda. Y evidentemente emocionado a través del teléfono, agregó: “Ojalá tengamos novedades, pronto”.

La ilusión.
“Hace dos años, me llamaron a los tribunales de Comodoro Py, y en una semana casi recuperé a mi sobrina pero de un día para otro no quedó nada. Me dijeron que podía haber una noticia, me puse re contento, pero no pasó nada”, comentó Tartaglia.
La investigación era realizada por el juez federal Marcelo Martínez Di Giorgi, pero hace un tiempo pasó a manos de otro magistrado y desde ese momento, según relató Tartaglia, tampoco se avanzó. No hubo novedades concretas en la causa de la apropiación.
Por otro lado, el entrevistado se mostró emocionado por la recuperación del nieto de Estela de Carlotto, titular de Abuelas de Plaza de Mayo, al manifestar que “es una alegría enorme cada niño que se encuentra, es un logro, al igual que cada cuerpo, porque también ese cuerpo recupera su identidad”.
“Me pone re contento lo de Guido (Carlotto), porque nuestra familia se agranda, a mí me robaron a mi hermana y mi sobrino, pero todos ellos también son mis familiares, así lo siento de alguna forma”, explicó Tartaglia.
Lucía Tartaglia, hermana de “Lalo”, fue secuestrada en 1977 y desaparecida hacia fines de 1978. Sus últimos días los habría pasado en el centro clandestino de detención El Olimpo y fue llevada a dar a luz en el Hospital Militar Central en 1979. Según declaraciones judiciales, la mujer habría sido quemada vida después del parto. Su hijo o hija todavía no apareció.