La comuna ya apeló por la falta de accesibilidad

COLECTIVOS URBANOS EN SANTA ROSA

La Municipalidad de Santa Rosa apeló finalmente el fallo dictado por la Cámara de Apelaciones que confirmó la sentencia del juez civil Claudio Soto sobre la falta de accesibilidad de los micros urbanos de esta capital para las personas con movilidad reducida, apuntando a la instalación de colectivos de piso bajo.
La información fue dada a conocer ayer a la mañana por fuentes comunales, quienes agregaron que la presentación fue realizada el pasado viernes por la directora de Asuntos Jurídicos, Florencia Rabario, a pesar de los pedidos de la oposición para que la comuna no lo haga y cumpla con el fallo del juez Soto.
La Cámara de Apelaciones confirmó la sentencia de primera instancia que ordenaba al municipio y a la empresa Autobuses Santa Fe a adoptar las medidas necesarias para garantizar la accesibilidad en el servicio de colectivos urbanos de Santa Rosa para las personas con movilidad reducida.
El juez Soto indicó en mayo del año pasado que las pruebas producidas en el expediente se contraponen con las disposiciones de las legislación y revelan incumplimientos y advirtió que el municipio hizo el pliego en “retroceso” con respecto al servicio que brindaba el Grupo Plaza, la anterior prestataria del servicio.

Ante el STJ.
La demanda para que se garantice la accesibilidad, que ahora llega a partir de la decisión municipal al Superior Tribunal de Justicia (STJ), fue impulsada por la Asociación Caleuche, la Fundación para la Acción Comunitaria, la Fundación Madre Teresa de La Pampa, la Liga Pampeana de Ayuda al Diabético y la Liga Pampeana de Ayuda al Espina Bífida.
En su momento, el municipio intentó disimular la falla con una combi, como solución, pero según Soto “se busca proteger el derecho de los ciudadanos a acceder a un servicio en forma autónoma” y cuestionó que con esa modalidad, los usuarios deben pedir previamente un servicio diferencial que “únicamente es habilitado para que puedan trasladarse debiendo acreditar su discapacidad”.
El magistrado también cuestionó que los micros de Autobuses Santa Fe tienen dificultades para que los vecinos puedan acceder a los colectivos por el tipo de escaleras y la altura de los escalones, algo que comprobó durante una inspección ocular.
Por otro lado, remarcó que “en el pliego de licitación tramitado por la comuna no se dispuso como requisito para adjudicar el servicio que las unidades que debían prestarlo tendrían que cumplir con las condiciones técnicas de accesibilidad”, y afirmó que “desde 2002 toda la flota de vehículos debía ser de piso bajo”.