La Corte aceptó la demanda pampeana por el corte del Atuel

La Corte Suprema de Justicia de la Nación aceptó tratar la demanda presentada en mayo pasado por el gobierno de La Pampa contra la provincia de Mendoza por el corte del río Atuel, aunque no consideró el pedido para que se establezca la restitución del cauce con un caudal fluvioecológico en forma inmediata. La decisión implica un primer avance para la postura pampeana y, en consecuencia, un traspié para los funcionarios y jurisconsultos mendocinos que decían que la Corte esgrimiría la “cosa juzgada” para rechazar esta nueva presentación pampeana.
La información fue confirmada por el secretario de Recursos Hídricos de la provincia, Néstor Lastiri, en una conferencia brindada ayer por la mañana en su despacho, oportunidad en que recordó que el gobierno pampeano respondió el 2 de julio la información requerida por el máximo tribunal en el marco del juicio presentado por el abogado santarroseño Miguel Palazzani por el daño ambiental generado por el corte del río.
Lastiri comentó que el proceso judicial iniciado a partir de la presentación del gobierno de La Pampa del 16 de mayo “está avanzando rápidamente” en el ámbito de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y agregó que las autoridades “no estamos pasivas en las gestiones, seguimos relevando el cauce del Atuel, donde todavía corre agua, para demostrar que desde el punto de vista hidrológico y ambiental es perfectamente posible, aún en las crisis hídricas, la posibilidad que haya un caudal ambiental para La Pampa”.
La decisión de la Corte de aceptar la demanda pampeana ya fue notificada a las tres partes involucradas. En el caso de Mendoza, en calidad de demandada, y en el caso del gobierno nacional, como tercero. Así lo había solicitado La Pampa en la presentación de mayo, un texto elaborado por el estudio jurídico porteño Badeni, Laplacette, Cantilo y Carricart.
Lastiri comentó que en la semana pasada participó de un encuentro del Consejo Hídrico Federal donde se recibió información de distintos organismos nacionales, como la Subsecretaría de Recursos Hídricos, la Secretaría de Medio Ambiente y del Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap) del Ministerio de Agricultura, sobre la demanda del Atuel y varios estudios sobre el tema. Estos organismos habían sido notificados por La Pampa sobre su demanda contra Mendoza. En la reunión de la semana pasada, comunicaron sus respuestas al Cohife.
El tema de la demanda pampeana también se está analizando en el ámbito del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco), comentó Lastiri, que es el delegado pampeano ante ese comité de cuenca. En la última reunión ordinaria, el delegado mendocino informó que su provincia está trabajando sobre este tema para responder ante la requisitoria de la Corte Suprema de Justicia.
Consultado por LA ARENA, Lastiri informó que la Corte “no dio curso” a una parte de la demanda que solicitaba se ordene el cese del daño ambiental en el oeste pampeano y se restituyera de inmediato el escurrimiento el río en nuestra provincia, debiendo hacerlo con un caudal fluvioecológico. El tribunal “no atendió ese punto”, indicó el secretario hídrico.

Una obra polémica
El secretario Lastiri también se refirió a la polémica generada a partir de las intenciones de la provincia de Mendoza de avanzar con la obra Portezuelo del Viento para lo que solicitó al gobierno nacional que incluya la construcción en los convenios de colaboración bilateral que firmó con Rusia y China.
“La posición de La Pampa con respecto a Portezuelo es clara desde hace tiempo. Se trata de una obra que reclama Mendoza, prevista en el Tratado del Río Colorado, con derivaciones en el trasvase que fue pospuesto por esa provincia y en consecuencia dentro de Coirco se discute sobre la ejecución”, comentó el funcionario.
Siguiendo en ese sentido, añadió: “El gobierno mendocino pospuso el trasvase y se terminó el proyecto para la aprobación de Coirco, pero deben determinarse tres cosas que están demoradas: quién maneja la presa, el estudio de impacto ambiental y de caudal mínimo, esos requerimientos se solicitaron ahora”.
De esta forma, el gobierno pampeano cuestionó nuevamente a Mendoza indicando que si la obra de Portezuelo del Viento no avanza es porque el Ejecutivo cuyano no cumplió aún con varios pasos fundamentales ante el Coirco, un órgano con participación de La Pampa que ejerce cierta presión con la restitución del Atuel para aprobar la obra.

Ahora sí comenzó el segundo juicio
Con la decisión de aceptar la demanda pampeana -tal como había aconsejado la Procuración General de Justicia- ya se puede afirmar que comenzó y está en marcha el segundo juicio de La Pampa contra Mendoza por el río Atuel. El primero, iniciado en 1979 y concluido en 1987, determinó la “interprovincialidad” del río -algo que negaba Mendoza- pero favoreció a esa provincia al rechazar la “acción posesoria de aguas” que había presentado La Pampa y al otorgarle el derecho a regar casi 76.000 hectáreas con el agua del río, argumento que siempre esgrimió para negarle un uso compartido del recurso a nuestra provincia.