La Corte confirmó condena

FALLO CONTRA CAMIONERO POR UN ACCIDENTE FATAL

La Corte Suprema de Justicia de la Nación dejó firme la sentencia contra el camionero Luis Oscar Maldonado, que fue condenado a cuatro años de prisión y diez de inhabilitación para conducir por la muerte de dos personas en un siniestro vial. El conductor seguía en libertad pero el máximo organismo judicial ratificó la condena y deberá cumplir la pena en prisión.
El hecho sucedió en la madrugada del 11 de septiembre de 2011 en el cruce de las avenidas Circunvalación e Illia, cuando Maldonado que conducía un camión Mercedes Benz pasó el semáforo en rojo y chocó a un auto Vlokswagen Fox donde iban tres mujeres, de las cuales dos fallecieron y la conductora, Margarita Lobato, sufrió lesiones graves. Por el choque, murieron María Elida García (61) y Margarita Riela (84).
Maldonado siguió, cruzó otro semáforo en rojo y llegó hasta su casa donde estacionó el camión. En un principio sostuvo que manejaba su hijo menor de edad, aunque un policía que de casualidad pasaba por el lugar, declaró que no fue así ya que luego del accidente vio que su hijo descendía del lado del acompañante.
El 4 de octubre de 2013, el juez Daniel Sáez Zamora condenó a Maldonado, que pasó en rojo y provocó la muerte de las dos mujeres, a cuatro años de prisión efectiva y diez de inhabilitación por el delito de homicidio culposo doblemente calificado por la conducción de un vehículo y la cantidad de víctimas fatales y lesiones graves culposas calificadas, en concurso real.
Esa condena fue ratificada por el Tribunal de Impugnación Penal y el Superior Tribunal de Justicia de La Pampa.
La semana pasada la Corte de la Nación revisó el expediente, sin embargo la defensa de Maldonado no sostuvo su recurso de queja y fue archivado. La resolución fue firmada por jueces Ricardo Lorenzetti, Carlos Fayt y Elena Highton.

Argumentos.

En su resolución de 2013, el magistrado Sáez Zamora dio por probad que el semáforo que pasó Maldonado en ese momento estaba en rojo. Para esto, entre otros, tomó la declaración de Eliana Aranda, que en esa circunstancia estaba detenida detrás del Fox y dijo que sino detenía su marcha también habría sido embestida.
A su vez, afirmó que el sistema de semaforización funcionaba correctamente y que no se pudo comprobar si el camión circulaba a alta velocidad. “En cambio, de las testimoniales se puede inferir, que el camión continuó su camino raudamente, sin disminuir su marcha, a pesar del semáforo en rojo correspondiente a su vía”.
Por otro lado, al plantear los argumentos por los que no encuadró el delito como homicidio doloso, Sáez Zamora indicó que de la prueba existente no se observa que el acusado haya “razonado como posible la producción del resultado (el choque y las muertes), ni que seriamente haya contemplado como posibilidad lo que realmente aconteció. En definitiva, no ha quedado debidamente acreditado la existencia del dolo -aún en su forma eventual- en la conducta de Maldonado”.