La CPE paga un bono de 5 mil pesos

Los trabajadores de la Cooperativa Popular de Electricidad (CPE) de Santa Rosa percibirán una suma fija de 5 mil pesos, un
monto que busca “atenuar” los aumentos de precios de las últimas semanas, según lo anunció en la semana que pasó el
titular de la entidad solidaria, Oscar Nocetti.
El anuncio sobre el pago del bono de fin de año se conoció a través del noticiero del canal de la CPEtv. En una entrevista a
Nocetti, que también fue subida al sitio de internet de la entidad, el dirigente explicó los motivos del pago de la suma, que tiene
el mismo monto que lo anunciado por el gobernador Carlos Verna para los trabajadores estatales de la provincia.
“Es una obligación atenuar, dentro de las posibilidades, los efectos negativos del aumento de precios de las últimas semanas,
queda claro que la inflación se ha comido los salarios y por eso la situación demanda que la gente que trabaja pueda vivir
razonablemente en un contexto en el cual han sido víctimas de esta inflación, de este aumento de precios, de esta debacle
que se ha dado con los salarios, de alguna manera”, indicó el presidente de la cooperativa.
“Consideramos que es una obligación de la CPE atenuar los efectos negativos de esta última semana”, insistió Nocetti en el
marco de un almuerzo de fin de año que la entidad realizó el pasado miércoles en el salón de La Usina.

Fondos.
Nocetti, en tanto, afirmó que la Cooperativa santarroseña recibió solo 20 de los 40 millones de pesos convenidos por el Pacto
de Convergencia firmado con el gobierno nacional a cambio del congelamiento de las tarifas. Y por ese motivo reconoció que
la CPE no le está pagando a la Administración Provincial de Energía (APE).
“Es un compromiso asumido con el gobierno anterior. Estamos con equilibrios muy inestables, pero pudimos llegar a fin de
año sin conflictos laborales, con la gente preocupada pero resistiendo para un año que presumimos va a ser muy difícil, sobre
todo para los trabajadores, las cooperativas y las organizaciones populares. Eso es una conciencia generalizada, en todo el
personal hay más o menos la misma idea”, aseveró.
Nocetti también se quejó porque los organismos que tienen que “dar los subsidios, aprobarlos, ya desde hace doce o trece
días están cerrados. No hay quién firme, no hay quién se haga cargo. Insistimos en pedir que se vaya liquidando, pero no hay
interlocutores, no hay jefes, y las fiestas de fin año demoran todo. Esto ha generado en el movimiento cooperativo mucha
preocupación porque en alguno organismos hay acefalía, esa es la palabra correcta”.