La CTA entregó proyecto de ley al gobierno

PIDEN INGRESO A PLANTA PERMANENTE DE LOS PORTEROS MONOTRIBUTISTAS

La Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) presentó ayer un proyecto de ley al gobierno provincial para avanzar en el pase a planta permanente de los porteros monotributistas que trabajan en las distintas escuelas de la provincia, sin estabilidad laboral, y pidieron el reconocimiento de la antigüedad.
El secretario general del gremio, Oscar Gandi, se reunión en Casa de Gobierno en horas de la mañana con la ministra de Educación, Jacqueline Evangelista, a quien le entregó la documentación con la iniciativa elaborada por el sindicato.
“En la última reunión quedamos en armar una ley de jornada reducida para el ingreso a planta permanente de los porteros monotributistas subsidados, y la Centra elaboró junto a la asesora legal Verónica Rosso una ley que entregamos a la ministra”, comentó el gremialista.
Los porteros monotributistas afectados son 1.100 en toda la provincia, dedicados específicamente al área educativa. “Queremos que pongan el proyecto en consideración y ver si se lo puede compatibilizar con alguna ley del gobierno para que pase a Diputados y así iniciemos el camino de pase a planta de los porteos”, explicó Gandi.
Sobre la propuesta, el sindicalista agregó que es similar a la ley 2343 con una “jornada reducida que comienza con cinco horas, y vamos a plantear que se haga en un plazo de dos años: el primero, con cinco horas y que después se sumen de a media hora cada seis meses, para cumplir con lo que corresponde”.

Antigüedad.
Por otro lado, la CTA oficialista también solicitó “el reconocimiento de la antigüedad al momento en el que los porteos monotributistas comenzaron a prestar el servicio en las escuelas” de la provincia, en condiciones precarias percibiendo sumas de 4.550 pesos y sin la posibilidad de solicitar licencia, entre otras cuestiones.
Hasta ahora, los porteros además son sometidos a una carga horaria que no está establecida con ninguna reglamentación oficial, cumplen ordenes, cobran poco y encima no le pueden facturar a nadie más que al Estado, si desempeñan su tarea como porteros, según el reclamo.
“Pedimos que a partir de ahora, el Ejecutivo y el Legislativo tengan la voluntad rápida de tratar este proyecto de ley para erradicar todo trabajo precarizado, creemos que es importante en la defensa de una educación de calidad. Se tiene que definir cuanto antes”, señaló Liliana López, de Utelpa.