“La elección de ‘reinas’ es violencia simbólica”

La Fiesta del Estudiante se aproxima, y la elección de reinas sigue siendo una de las polémicas de la semana luego de que este diario publicara un artículo en donde se mostraba cómo desde el Estado provincial se fomentan los certámenes de belleza y hasta se crean las condiciones para hacer desfiles en los establecimientos escolares.
Ayer un nuevo capítulo se abrió en la discusión por las reinas, tras conocerse la carta que la coordinadora de la Comisión Nacional de Acciones para la Elaboración de Sanciones de la Violencia de Género, Perla Prigoshin, le envió al gobernador Oscar Mario Jorge. La funcionaria (que depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos) le indicó al primer mandatario provincial que "el concurso del 5 de septiembre implica violencia simbólica".
En la carta se recuerda que desde la Consavig, ya "se alertó en varias oportunidades respecto de la manifestación de violencia simbólica contra las mujeres y niñas" que implican los "concursos de belleza", o "elecciones de reinas" que son tradicionales en las fiestas populares de Argentina.
Prigoshin especifica que "la violencia simbólica contra las mujeres está descripta en la Ley Nacional de Protección Integral 26485) como aquella que a través de patrones estereotipados, mensajes, valores, íconos o signos transmita y reproduzca dominación, desigualdad y discriminación en las relaciones sociales, naturalizando la subordinación de la mujer en la sociedad". Y agregó: "Al colocarse a las participantes como objeto de exhibición, tomando además por ciertos los estereotipos de belleza impuestos hegemónicamente se incurre en la mencionada forma de violencia".

Sugerencia.
Por último, la funcionaria del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos le sugiere al gobernador el reemplazo de las reinas por otras actividades en las que, "desde una perspectiva de género, se distinga a aquellas personas que cotidianamente trabajan para erradicar la violencia contra las mujeres y lograr una sociedad con equidad de género".
"En ese sentido existen ya antecedentes como el caso de Chivilcoy, Buenos Aires, que recientemente dictó una ordenanza que prohíbe la realización de estos concursos en el marco de celebraciones organizadas desde el Estado municipal y del municipio de Corrientes, cuya directora de Turismo se comprometió a suprimir este tipo de eventos", finalizó Prigoshin.