La jueza Maza inspeccionó calabozos en la Seccional Segunda

A raíz de un habeas corpus colectivo presentado el viernes por varios defensores oficiales, la jueza Florencia Maza recorrió ayer el sector de alojamiento de demorados y detenidos en la Seccional Segunda de Policía de Santa Rosa. En dos o tres días la magistrada definirá si, como dicen los defensores, los presos están hacinados y en pésimas condiciones de alojamiento o bien si el lugar respeta las condiciones mínimas de habitabilidad.
La jueza Maza realizó la inspección ocular por la Seccional Segunda junto con el defensor general Eduardo Aguirre y el fiscal Carlos Ordas. Fue una acción motivada por el habeas corpus colectivo y correctivo que Aguirre y los defensores oficiales Cristina Albornoz y Martín García Ongaro presentaron el viernes 8 de agosto reclamando por la sobrepoblación en ese lugar y el pésimo estado de los calabozos. En aquella presentación los defensores alegaron que la semana pasada en ese reducido espacio había más de 10 personas alojadas. Ayer, cuando se concretó la visita judicial, el número de detenidos era de cuatro.
“Lo que hicimos fue recorrer el lugar, ver dónde se hace la revisión de las personas que ingresan, el sector donde están los demorados, el sector de los detenidos, y las condiciones generales del lugar”, explicó la jueza a LA ARENA al regresar a su despacho en la Ciudad Judicial. La magistrada prestó especial atención al estado de los baños y al área para la higienización de los detenidos.
Con esta inspección ocular y los informes médicos que solicitó ni bien recibido el habeas corpus, la jueza tendrá los elementos para decidir si, como sostienen los defensores, el lugar no presenta condiciones dignas para la permanencia de personas o, por el contrario, respeta condiciones mínimas de habitabilidad. También deberá opinar respecto a la cantidad de presos en condiciones de ser alojados allí. “Si las condiciones no fueran las apropiadas, correspondería ordenar el traslado de los detenidos y ordenar medidas para mejorar el lugar”, indicó Maza al señalar una de las resoluciones que podría llegar a tomarse.
Debido a lo delicado del tema, la jueza anticipó que su dictamen estará en los próximos días, posiblemente antes del fin de semana.
El habeas corpus colectivo fue impulsado por un grupo de defensores oficiales que patrocinan a personas que se encuentran alojadas precisamente en esa Seccional. El jefe de defensores, Eduardo Aguirre, apoyó y promovió la acción de los defensores oficiales.
El planteo apuntó a la cantidad de personas que suelen juntarse en los calabozos pero también a las condiciones edilicias que tiene el lugar donde deben permanecer durante unas horas, si es que son demorados, o por varios días en el caso de los detenidos.