La Pampa, con índice propio para redeterminar precios

ANTE LA EMERGENCIA DEL INDEC, LAS CONSTRUCTORAS ESTAN EN CRISIS DE NERVIOS

Juan José Reyes – El gobierno pampeano elaboró un nuevo sistema que toma como base el promedio de los últimos 24 meses del índice de construcción de nivel general publicado por el Indec entre octubre de 2013 y octubre de 2015.
Como el Poder Ejecutivo Nacional (PEN) instituyó la emergencia administrativa del Sistema Estadístico Nacional hasta fines 2016, quedó discontinuada la publicación de los índices utilizados para actualizar precios que se pagan a constructoras por la obra pública en La Pampa. Ante ello el gobierno pampeano elaboró (como metodología alternativa al régimen previsto en el Artículo 3º del Decreto 1024/02 y mientras persista la inexistencia de aquella muestra) un nuevo sistema local que toma como base el promedio de los últimos 24 meses del índice de construcción nivel general publicado por el Indec entre octubre de 2013 y octubre de 2015.
El decreto, que hoy será público mediante un expediente caratulado “Ministerio de Obras y Servicios Públicos s/implementación mecanismo supletorio para redeterminar precios, en razón de la emergencia del sistema estadístico nacional” pretende calmar las apetencias de las firmas respecto a la desaparición del índice de actualización.
La obra pública, que deviene de la gestión anterior y algunas en curso de ejecución, es amplia y al no contarse con la difusión estadística, (herramienta imprescindible para la toma de decisiones truncas desde el 8 de enero pasado) se tomó el toro por las astas, aunque muchos pretendían un coeficiente que tomara los 2 últimos meses de 2014.

Un reemplazo urgente.
Mediante la Ley 1980 el PEP está autorizado a renegociar parcial o total todos los contratos de ejecución de obras públicas. En virtud del Decreto 55/2016, del Poder Ejecutivo Nacional, por el cual se instituye estado de emergencia administrativa al Sistema Estadístico Nacional y a su órgano rector, el Indec hasta el 31 de diciembre de 2016 todo se complicó.
Se ha discontinuado la publicación de los números de índices relativos a la metodología actual, siendo el último emitido en octubre pasado. El decreto dice: “En razón de la importancia e interés público investido en la realización de la obra pública local, y ante la necesidad de contar con mecanismo de actualización supletorio y en carácter provisorio a fin de mantener la ecuación económica financiera de contratos en ejecución y hasta tanto se normalice la difusión de los índices confeccionados por el organismo se hace procedente el dictado de instrumento legal que habilite implementar un mecanismo corrector”. Tomó intervención la Delegación de la Asesoría Letrada de Gobierno del Ministerio de Obras Públicas; Delegación de la Asesoría Letrada actuante del Ministerio de Hacienda y Finanzas y la Asesoría Letrada de Gobierno de La Pampa.

Argumentos.
El decreto, compuesto por 8 artículos, aplicará como método alternativo al del Artículo 3º del Decreto 1024/02 y mientras persista la inexistencia de la publicación a nivel nacional del Indec, será una nueva metodología de excepción.
Ahora se tomará como base para determinar el guarismo de referencia mensual, el promedio de los últimos 24 meses del índice de la construcción nivel general publicado por el Indec pero que comprende el período entre los meses de octubre 2013-octubre 2015 (elimina noviembre y diciembre de este año por los elevados incrementos inflacionarios).
Los montos a reconocer serán en concepto de pago provisorio y surgirán de aplicar sobre el importe bruto de cada certificado de obra la fórmula detallada en un anexo matemático del decreto. Los meses posteriores a octubre 2015, que formen parte del plazo de ejecución de obra, podrán estar sujetos a renegociación cuando se regularice la publicación del gobierno macrista. Por lo tanto, el decreto de Verna autorizará al ministro Julio Bargero a aplicar el procedimiento de actualización, “pero solo en aquellos casos en que el plazo de obra exceda el término de un año; con la finalidad de reducir costos por la compensación financiera”.