La Provincia le hizo juicio a la Coospu por la deuda

DIEZ AÑOS SIN PAGAR LA LUZ

El Estado pampeano le inició juicio a la Cooperativa Regional de Provisión de Servicios Públicos y Sociales del Oeste Pampeano Limitada (Coospu), por una deuda con la Administración Provincial de Energía (APE) que asciende a los 12.993.266,77 pesos. La novedad se conoce en la misma semana en que la Justicia de General Acha falló en contra de la entidad por haber despedido a su gerente general y deberá abonar casi un millón de pesos.
Según se pudo saber, el expediente 104646 por “apremio” está en manos del Juzgado de Ejecución, Concursos y Quiebras número 2 de la Primera Circunscripción y fue iniciado por una demanda presentada por la Fiscalía de Estado.
LA ARENA había publicado en agosto que Contaduría de la provincia había emitido un certificado de deuda -pasivo exigible- y que en la resolución además se habían objetado decisiones financieras tomadas por el Consejo de Administración y el cuerpo de delegados, por el estrecho vínculo con el intendente veinticinqueño David Bravo
El pasivo de la Coospu sería aún mayor, ya que entre lo adeudado a la APE, la AFIP, la DGR y fundamentalmente a proveedores locales y de la localidad rionegrina de Catriel, superaría los 25 millones de pesos.
En ese momento se recordó que casi no hay antecedentes en el ámbito provincial de que el Estado haya accionado sobre una cooperativa concesionaria de la distribución eléctrica, salvo las intimaciones que tuvo la Cooperativa de Victorica (Cevic) por otra deuda eléctrica, de 7,5 millones de pesos, con la APE en 2013, pero al parecer la decisión política de ejecución fue frenada.
La Coospu tenía al mes de junio una cifra de 3.458 asociados con una facturación neta solamente por el rubro energético de casi cuatro millones de pesos, que la posiciona en el tercer lugar dentro de las provincia entre los usuarios de la APE después de la CPE y Corpico.
Esto se conoce en la misma semana en que LA ARENA publicó que la entidad de 25 de Mayo deberá pagar 916.047,34 pesos en el juicio que le inició el ex gerente general, Juan Carlos Ponce, luego de que lo despidieran sin causa cuando el “bravismo” ganó la conducción en 2012.
Ponce trabajó en la cooperativa veinticinqueña durante 16 años, desde el año 1996. En julio de 2012 asumieron nuevas autoridades luego de ganar las elecciones para renovar el Consejo de Administración la lista Azul que era apoyada por el intendente David Bravo. Poco después, los nuevos consejeros labraron un acta en la que indicaron que Ponce había cometidos irregularidades y por eso fue apartado del cargo.