La Raúl B. Díaz, con desborde cloacal

Algunos sectores de la capital pampeana volvieron a tener problemas con las obras cloacales, lo que produce el enojo generalizado de los vecinos. Los inconvenientes, en diversos barrios santarroseños, vienen ya desde hace tiempo y son uno de los mayores desafíos que tiene que afrontar la gestión de Leandro Altolaguirre.
Pero ahora, y con las altas temperaturas y el calor agobiante, la situación parece empeorar el ánimo de aquellas personas que desean transitar por la calle de manera normal. Por ejemplo, en las últimas horas una laguna de líquido cloacal se formó sobre la calle Raúl B. Díaz y se fue escurriendo por la Callaqueo esquina Painé. Esto provocó numerosos inconvenientes para los automovilistas que tuvieron que hacer todo tipo de maniobras para poder transitar. Las motos, por ejemplo, se desviaron hacia ambas veredas para continuar con su trayecto debido a que todo el ancho de la calle estaba cubierta de agua. No es la primera vez que la Raúl B. Díaz, en su extensión, sufre este tipo de problemas. De hecho es una de las arterias con mayores problemas ocasionados por el agua acumulada por los desbordes cloacales. Y los vecinos, los que más lo sufren.