Laguna: más contaminada

DETECTAN MAYOR PRESENCIA DE ESCHERICHIA COLI

Hay más bacterias fecales en la laguna “Don Tomás”
La laguna “Don Tomás”, uno de los lugares preferidos de los santarroseños para pasar el tiempo libre, tiene cada vez más bacterias fecales producto de que allí se vierten líquidos provenientes de las cloacas. Un estudio realizado por el gobierno provincial advirtió esta situación y la dio a conocer ayer a través de su boletín de prensa.
El informe estuvo a cargo de la dirección de Investigación Hídrica, de la Secretaría de Recursos Hídricos de La Pampa, que lleva adelante un Programa de Control o Vigilancia con muestreos bacteriológicos y químicos sistemáticos con el objeto de evaluar la variación de la calidad de agua en el tiempo en la laguna Don Tomás.
En base a los resultados obtenidos en los muestreos bacteriológicos realizados durante el mes de junio, (el día 6) y julio (el día 27), “se observó un incremento en la abundancia de Escherichia Coli”, según se informó.

Incremento.
Para el sitio de muestreo “Descarga Canal Villa Parque” el valor se incrementó de 30 a 430 NMP/100 mL, pudiendo captar el momento exacto del vuelco al canal con destino a la laguna Don Tomás. La laguna posee una capacidad de depuración considerable dado que en aproximadamente cinco días posteriores las concentraciones volvieron a un valor de 70 NMP/100 Ml para el mismo punto de muestreo.
En el club Náutico, en tanto, aumentó de 90 en junio a 430 NMP/100 mL para julio. “Estos resultados tomados el día 27 de julio manifiestan un significativo incremento en la abundancia bacteriológica, los cuales indicarían la incidencia de los derrames ocasionados oportunamente en dicho canal”, destacó el informe publicado. Y agregó: “Es posible además observar una dinámica -o movimiento de agua- en la laguna que traslade los aportes orgánicos desde el sitio de muestreo Canal Villa Parque con destino al club Náutico”.

Natación.
Desde la Dirección recordaron que los resultados hallados superan las normas -126NMP/100 mL de Escherichia Coli- para las actividades con contacto directo o primario (natación o actividades recreativas en donde exista elevada probabilidad de que se produzca la inmersión de la persona en el agua e ingiera la misma).
En tanto, las actividades denominadas de contacto secundario o sin contacto directo, son las que clasifica la Acumar (Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo) como USO III. Es decir, son las actividades recreativas para las cuales existe un eventual contacto con el agua, pero en donde es improbable que se produzca su ingesta (el remo, la navegación, la pesca).
“Si bien para las actividades recreativas propuestas para este uso podría existir un eventual contacto con la misma, no se consideraría probable su ingesta, por lo cual las consideraciones sobre la protección de la salud y bienestar de las personas son menos restrictivas que para el caso de actividades recreativas con contacto directo”, se indicó.
Por otro lado, las normas australianas para uso recreativo de las aguas establecen para navegación, remo, vadeo y pesca, no exceder 1000 organismos fecales /100 mL.

Compartir