Larrañaga aceptó un puesto en el gobierno provincial

En tanto los vecinos hacen escuchar sus quejas porque la administración larrañaguista dejó sumida en un caos a la ciudad, el ex intendente y varios integrantes de su equipo municipal encontraron conchabo en los estamentos del gobierno provincial. El propio Luis Larrañaga fue designado como Coordinador del Área Centro Provincial de Inclusión Previsional, en tanto otros funcionarios que lo acompañaron en su administración también están nombrados en diversas dependencias.
Aún cuando la intendencia de Larrañaga será recordada como la que transformó a Santa Rosa -en el peor de los sentidos-, y porque resultó fallido su intento de continuar al frente del municipio al perder la interna, ahora Carlos Verna lo designó en un cargo que se asimila al de un jefe de la repartición. El Cepip se encarga de informar a las personas que están en condiciones de jubilarse de cuál es su situación y de tramitarle el beneficio previsional.

Idas y venidas de Larrañaga.
Bajo la consigna de "Luis sí", el bioquímico llegó a la intendencia con la monserga de poner "hermosa a Santa Rosa", aunque a los pocos días de asumir como jefe comunal hizo público su deseo de pelear por la gobernación en 2015. A los pocos meses la realidad le dio una bofetada, y como pudo a partir de allí se movió entre idas y vueltas y problemas que pocas veces encontraron respuesta adecuada en su gestión.
Después, en el último año de su mandato, bajó sus pretensiones y expresó que quería repetir en Santa Rosa, y hasta llegó a reunirse con el propio Carlos Verna quien le prometió -si era gobernador- que lo ayudaría con una serie de obras para la capital provincial.
Le tocó competir en la interna contra el jorgismo -encarnado en Raúl Ortiz- y contra el ex intendente Tierno. Perdió ante los dos.

Volver.
Luego que Leandro Altolaguirre se quedara con el sillón de la comuna, la suerte de Larrañaga parecía echada. Se esperaba que volviera a su laboratorio -de hecho comenzó a trabajar nuevamente allí aún en sus últimos meses como intendente-, y que abandonara la gestión pública.
El deterioro de la ciudad, las cloacas rebasando ante cada lluvia, las finanzas municipales quebradas, en realidad la pesada herencia que dejó en la capital provincial, habían determinado que la sociedad -en una gran mayoría- sólo se acordara de él con una blasfemia.
Pero después que dejara el cargo de intendente, enseguida nomás, el 14 de diciembre de 2015, el gobernador Carlos Verna, mediante el decreto 246 del Poder Ejecutivo, lo designó coordinador de área del Centro de Inclusión Previsional, a cuya sede concurre a diario.
Es junto a Erika Riboira -asesora hasta el 11 de diciembre de la diputada Carmen Bertone- uno de los dos coordinadores de la dependencia. Por sobre ellos se desempeña el jefe del Cepip, Raúl Cuevas. En el mismo organismo revista, ahora como empleado, Marcelo Díaz, ex funcionario durante la gestión de Oscar Mario Jorge.

Otros conchabos.
Resulta claro que Carlos Verna de alguna manera mostró su agradecimiento a los larrañaguistas -que junto a los tiernistas aportaron votos en la colectora de la interna del PJ para ayudarlo a ser el candidato a gobernador-, y premió la militancia designándolos en diversas funciones.
Así el concejal Juan Mecca es director del Registro de la Propiedad Inmueble, Javier Weiz titular de Promoción Social; Daniel Filippa es director de Micro Pymes; Gustavo Minetto pasó de juez de faltas a director de Transporte; y Florencia Rabario ocupa la subdirección general del Registro Público.

¿Y el olor a cala?
El desenfado a veces descarado con que hablan los políticos puede exponerlos al ridículo. Luis Larrañaga sigue vinculado al gobierno provincial de Carlos Verna, y vale la pena recordar lo que el ex intendente supo decir: "Son el peronismo viejo, con olor a cala, que va hacia la nada, y unidos por el espanto", afirmó.
"Verna y Marín son algo que va a la extinción, no tienen inserción. Muy diferente a nosotros que preferimos el compromiso y la lealtad a la presidenta Cristina Fernández y trabajamos junto con el gobernador Oscar Jorge", expresaba en otros momentos. ¿Y ahora?
Huelgan más palabras.