Larrañaga promulgará la ordenanza

CAMBIOS EN LA ORDENANZA DEL TRANSPORTE ESCOLAR

El intendente Luis Larrañaga promulgará, apenas llegue a su despacho, la ordenanza aprobada por el Concejo Deliberante el viernes, en sesión extraordinaria, por pedido del Ministerio de Cultura y Educación de la provincia. Se trata de una norma que introdujo cambios en la regulación del servicio de transporte escolar de esta capital con el objetivo de permitir la habilitación municipal para los colectivos que transportan a los niños de los nuevos barrios a sus establecimientos educativos.
“Ante la falta de escuelas en los barrios nuevos, el gobierno provincial ha tenido que paliar esta situación poniendo un servicio de transporte para que los lleven a otras que están en el centro o en otros barrios”, explicó ayer el concejal radical Marcos Cuelle, de la bancada del Frepam.
El edil se había manifestado extrañado de que la iniciativa hubiera sido planteada directamente por la ministra Jacqueline Evangelista ante el CD. A su entender, lo normal hubiera sido que planteara su necesidad al intendente y que éste resolviera el tema con una resolución ad referéndum del cuerpo deliberativo, atento a que el mismo se encontraba de receso.
En esa línea, se permitió dudar respecto a si la interna justicialista, que actualmente parece enfrentar al gobernador Oscar Jorge con el intendente santarroseño no depararía algún tipo de sorpresa, como un veto a la iniciativa. Esa suposición fue dada por tierra ayer por fuentes cercanas al jefe comunal. “La ordenanza todavía no salió del Concejo, pero cuando llegue va a ser promulgada”, dijeron.
Los cambios en la regulación del transporte escolar fueron aprobados por unanimidad en general, pero en particular la oposición, compuesta por el Frepam y el Bloque Radical, rechazó dos artículos que establecieron excepciones para los colectivos que Provincia piensa contratar a través de una licitación: una que permite que las unidades tengan una antigüedad mayor a la permitida y la otra, para que un mismo dueño pueda adjudicarse la contratación de varios micros.
Si bien la ordenanza estipula que todos los vehículos que presten el servicio deben tener aprobada la Verificación Técnica Vehicular (VTV), desde el Frepam no ocultaron su preocupación por los posibles defectos de seguridad que pudieran tener los colectivos. Además plantearon que con la modificación iba a haber un servicio de transporte escolar de primera, las combis que los padres contratan pagando de su propio bolsillo, y los micros que Educación provee en los nuevos barrios carentes de escuelas.