Las hectáreas quemadas en La Pampa suman más de un millón

INCENDIOS RURALES

El último foco se desató en un campo de la zona del caldenar, entre Rucanelo y Conhelo. Fue por un rayo y consumió 200 hectáreas. Las últimas tormentas “han estado tranquilas” y generaron pocos frentes de fuego.
Desde que comenzaron en octubre del año pasado, los incendios rurales en La Pampa ya han quemado casi 1.100.000 hectáreas. Esto representa aproximadamente un 10 por ciento de la superficie de la provincia. El fuego más reciente estuvo en Conhelo, pero ya fue controlado.
El dato de la superficie quemada fue elaborado por el Departamento Técnico de la Dirección de Defensa Civil y representa el valor actualizado hasta el día de ayer. “Carolina y Carina se encargan de llevar el número de hectáreas quemadas en base a la información que les damos nosotros y a lo que pueden bajar del satélite”, explicó Luis Clara, director general de Defensa Civil. Carolina Polanco y Carina Re -las técnicas referenciadas por Clara- “hacen el perímetro de cada incendio y después determina los lotes y las parcelas que se quemaron”. Esos datos les permiten llevar la contabilidad del número de hectáreas quemadas y determinar las zonas más afectadas.
“Por ahora están ellas, pero tenemos intenciones de ampliar el área técnica”, comentó Clara. Esa ampliación incluiría tanto la incorporación de personal como de nuevas funciones técnicas. “La idea está, ahora tenemos que ver si la podemos concretar”, se esperanzó el director.
En los últimos días no se han vuelto a producir incendios grandes excepto el desatado el jueves entre Conhelo y Rucanelo, en el centro oeste pampeano. Se generó a partir de una tormenta y fue rápidamente controlado. En total consumió unas 200 hectáreas.

Tormentas “tranquilas”.
Las últimas tormentas “han estado tranquilas” en cuanto a disparar nuevos focos de incendio. Más si se las compara con las ocurridas en diciembre, que dispararon decenas de frentes de fuego. “En la tormenta del 21 y 22 de diciembre se desataron 19 focos, y en la del 31 de diciembre, que fue la peor, contamos oficialmente 32 focos, pero si sumamos los datos que después nos pasaron los intendentes y los productores, llegamos a 41 focos”, detalló el brigadista.
“Imagináte que en la temporada anterior tuvimos 47 focos en toda la temporada, y ahora en una sola tormenta, 41”, contrastó el director.