“Las low cost son como una langosta”

PABLO BIRO, DE APLA, ADVIRTIO SOBRE LA LLEGADA DE LAS COMPAÑIAS AEREAS DE BAJO COSTO

El secretario general de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), Pablo Biró, advirtió sobre la llegada de las aerolíneas low cost a La Pampa, y si bien reconoció que el beneficio del precio otorgado a los usuarios es “real” -además de la conectividad aérea y la creación de empleo-, expuso su preocupación y la de los gremios aeronáuticos nacionales por el efecto negativo que tendrá esta modalidad en la línea de bandera (Aerolíneas Argentinas).
“Para la ciudad es buena la conectividad, pero a cualquier precio no: Si es un negocio para beneficio de algún político, no. Si afecta a la seguridad aérea, no”, aseguró, al tiempo que alertó sobre la “ilegalidad” de la audiencia pública con la que el gobierno de Mauricio Macri otorgó rutas aéreas a diferentes empresas. Esto último derivó en una denuncia contra las autoridades de la ANAC por asociación ilícita por la concesión de rutas a la aerolínea Avianca (vinculada a la familia Macri).
Biró también hizo hincapié en la manera de negociación de este tipo de compañías y su influencia en los mercados regionales, además de explicar “la modalidad engañosa” de las mismas en todo el mundo.

Subsidios.
Las low cost suelen solicitar a las gobernaciones subsidios e inversiones en infraestructura bajo la promesa de que llegarán vuelos a esas jurisdicciones. De esta manera van conformando el negocio con apoyo de dineros públicos y una vez consolidadas imponen sus tarifas, lejos de los actuales precios promocionales.
“Son como una langosta que ataca un país o mercado, y una vez que logran el monopolio someten al gobierno local a subsidiarlos”, explicó a Radio Noticias, y agregó: “Una vez que ya tienen mucha penetración en un lugar hacen lo siguiente: Agarran a la cámara hotelera, la gastronómica o la de turismo y exigen subsidios para los vuelos porque los costos operativos ‘no les dan’. Entonces tienen un monto de operación cubierto por la tarifa (bajo costo), y otra parte por estos subsidios extorsivos, ya que una vez desmantelada la línea de bandera y sin competencia, amenazan con quitar rutas y vuelos”.

La “letra chica”.
Por otro lado, Biró hizo referencia a la modalidad engañosa de estas compañías, respecto de algunos cargos adicionales que forman parte de “la letra chica en los pasajes”, y que en muchos casos el valor del pasaje termina siendo similar o más caro que el habitual. “Uno llega al aeropuerto y como hizo la compra del boleto por Internet, algo muy común en la actualidad, no tiene la tarjeta de embarque impresa, y como te exigen tenerla en mano, te ofrecen la impresión pero a un costo adicional. Los mismo pasa con el equipaje. El peso y el despacho del mismo, entre otras cosas”, detalló.

Avianca.
Ante la consulta sobre la polémica concesión de rutas a la aerolínea de origen colombiano, y por las cuales Macri acumula denuncias penales en su contra, el secretario de APLA dijo que forma parte de “la política aerocomercial que está llevando Gustavo Lopetegui (ministro coordinador económico), que para lograr que se firmen las habilitaciones y concesiones, puso a gente incompetente y con nulo conocimiento en el área”.
“El caso Avianca es paradigmático. Es una empresa de la familia Macri, que está acostumbrada a hacer acuerdos con las provincias para sacarle subsidios. Además inflaban los subsidios para que queden ganancias. Nosotros denunciamos serias irregularidades en la audiencia pública” añadió, dejando entrever que esa situación fue una de las cuestiones que llevó al despido de la ex titular de Aerolíneas, Isela Constantini.

La “Revolución”.
Por último, Biró cuestionó la desregulación total del mercado aerocomercial por parte del Gobierno. “Con esa excusa, salen a hablar de la ‘revolución de los aviones’. Todo esto, en un país que no tiene estructura aeropuertaria, ni de aeronavegación. No hay ni baños en las torres de control. Tampoco hay depósitos de combustibles en Aeroparque, no hay nafta para los aviones, ni hay lugar para moverse en las áreas de maniobras, entre otras cosas. En todo ese contexto, el Gobierno decide realizar una audiencia pública”.

Plan de lucha.
El viernes pasado, los gremios aeronáuticos, con excepción de los aeronavegantes, acordaron iniciar un plan de lucha contra la política aerocomercial del Gobierno. Comenzará con rondas informativas con los jefes de bloque de las cámaras de diputados y senadores y con gobernadores para explicarles la situación que atraviesa la línea de bandera y el mercado en su conjunto.

“No son un amenaza”
El presidente de Aerolíneas Argentinas, Mario Dell’Acqua, aseguró ayer que esa empresa “se está preparando muy bien para competir” con las líneas de bajo costo, a las cuales no consideró una “amenaza”.
“Aerolíneas Argentinas compite desde que se fundó y se está preparando muy bien para competir con las low cost. No las vemos como una amenaza sino como una oportunidad de tener una red de aeronavegación más robusta e interconectada”, sostuvo el funcionario.
En declaraciones a radio La Red, Dell’Acqua insistió con que la línea aérea de bandera “de ninguna manera se va a privatizar: La verdad es que si quisiéramos desguazar la compañía o privatizarla, lo estaríamos haciendo muy mal, porque estamos trayendo aviones nuevos, aumentando rutas, números de pasajeros y tomando pilotos nuevos”.
“Trabajamos para que Aerolíneas sea la empresa de aeronavegación que conecte a todos los argentinos de la mejor manera y de la forma más barata posible; la viabilidad y la mejora de la empresa está en nuestras manos no en las de los demás”, enfatizó. Con relación al déficit operativo de la empresa, Dell’Acqua detalló que con el Gobierno anterior “tenía un rojo anual de 670 millones de dólares; con la gestión de Isela Constantini se bajó a 300 millones y este año terminará debajo de 170 millones, con el compromiso de llegar a 2019 sin déficit”.

Ventajas y desventajas
Los pasajes pueden llegar a costar hasta un tercio de la tarifa en una compañía tradicional. Por supuesto, se consideran “adicionales” o “extras” todos los servicios que no sean el vuelo en sí y el equipaje de mano. Los vuelos son directos, sin escalas. Algunas veces, el dinero se ahorra en los pasajes aéreos se terminan pagando en comidas a bordo, valijas despachadas en bodega y/o exceso de equipaje. Se viaja más apretado y en asientos que casi no se reclinan. La mayoría de los vuelos largos son más baratos si se compran con antelación.

El 78% de los pasajeros volaron por Aerolíneas
Aerolíneas Argentinas transportó al 78,2% de los pasajeros que volaron por el país durante mayo último, de acuerdo con un informe difundido ayer por la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA).
La empresa Latam transportó al 18,7 por ciento mientras que la firma Andes el 3 por ciento; y desde enero de este año, la participación de Aerolíneas y de Andes en el mercado aerocomercial “vienen creciendo”.
“Esto supone una reorganización de los vuelos de cabotaje, donde durante años casi no hubo cambios en las participaciones de las aerolíneas”, indicó EANA.
En un comunicado, la empresa estatal puntualizó que en los últimos 18 meses, Aerolíneas ganó 4 puntos de participación, “acercándose a la marca del 80% con crecimiento récord”, mientras que LAN perdió 3 puntos y Andes duplicó su performance.
Para EANA, este año “Aerolíneas Argentinas viene fortaleciendo su rol de líder en cabotaje. Con más de 1 millón de personas volando en el mes de enero, alcanzó su récord histórico de pasajeros transportados por mes. Febrero fue el mejor febrero de la historia en movimiento de pasajeros. En marzo, lideró el ranking de puntualidad de la región y se ubicó entra las 20 líneas aéreas más puntuales del mundo”.
“El 17 de abril, al cierre de Semana Santa, se alcanzó el récord total de pasajeros transportados en un día con 41.157 personas. En mayo tuvo aumentó un 21% en pasajeros transportados frente al año pasado y un 24,6% respecto de 2015”, añadió.