Las provincias ratifican el rechazo al pedido de Vidal

FONDO DEL CONURBANO

En la reunión “fue unánime que ninguna provincia está dispuesta a ceder ni un centavo” a lo que reclama la gobernadora de Cambiemos. La semana próxima se reunirían nuevamente los gobernadores del PJ.
La provincia de La Pampa fue uno de los distritos que reiteró su férrea negativa al pedido de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal. Fiscales de Estado de casi todas las provincias del país mantuvieron una reunión para ratificar una estrategia común ante el reclamo de la mandataria por una actualización del Fondo del Conurbano, un trámite que actualmente está en manos de la Corte Suprema de Justicia y que podría costarle las provincias unos $50 mil millones en fondos.
Los representantes de los estados provinciales, en el marco del Foro Federal Permanente de Fiscales de Estado de la República Argentina, se reunieron el miércoles en el piso 7 del Consejo Federal de Inversiones (CFI), en el centro porteño, donde confirmaron su “acuerdo” para “ejercer las defensas jurídicas que le correspondan a cada una de las provincias ante la Corte Suprema, en resguardo del patrimonio provincial y los intereses de sus ciudadanos”.
En representación de La Pampa estuvo el fiscal de Estado, José Vanini, según confirmaron a LA ARENA desde Casa de Gobierno.
El comunicado del Foro Federal fue firmado por Vanini junto con sus pares de Neuquén, Río Negro, San Luis, Catamarca, Chubut, Chaco, Córdoba, Corrientes, Jujuy, Misiones, Entre Ríos, Salta, San Juan, Santa Cruz, Santa Fe, Santiago del Estero, Tierra del Fuego y Tucumán.
El fiscal de Estado de Entre Ríos, Julio Rodríguez Signes, afirmó que “fue unánime que ninguna provincia está dispuesta a ceder ni un centavo” a lo que reclama la gobernadora de Cambiemos. “Hay 30 juicios de las provincias ante la Corte, por eso en este tema debería sancionarse un régimen definitivo (de coparticipación). Si no, el Gobierno no puede hablar de reforma tributaria”, sostuvo.

Consenso.
Las provincias tienen plazo de contestar la demanda de Buenos Aires hasta fines de septiembre y principios de octubre. Entre Ríos es la primera que debe presentar su descargo ante la Corte nacional el 26 de septiembre.
Los fiscales destacaron que “es la primera vez en la historia que el foro de fiscales saca un pronunciamiento conjunto, en una posición uniforme y con muchísimo consenso. Si la Corte falla a favor de lo que pidió Buenos Aires, nos afecta a todas las provincias”.
Los gobernadores provinciales, en especial los del PJ, tienen el Fondo del Conurbano Bonaerense como tema central de agenda y plantearon su postura contraria a resignar fondos para Buenos Aires en varias reuniones que realizaron en la Capital Federal, la última de ellas diez días antes de las PASO en la Casa de Entre Ríos, donde estuvo el pampeano Carlos Verna.
Los mandatarios peronistas preparan un nuevo cónclave para la semana que viene. Buscarán dar una muestra de fortaleza ante el gobierno de Mauricio Macri, tras los malos resultados electorales en algunos distritos gobernados por el PJ.

Discusión.
El eje del conflicto es la demanda del gobierno bonaerense ante la Corte para que se declare inconstitucional el inciso “b” de la Ley 24621 del Impuesto a las Ganancias, conocido como Fondo del Conurbano Bonaerense.
A través de ese ítem, el 10 por ciento del impuesto en cuestión se distribuía en territorio de la provincia de Buenos Aires y, a partir de 1996 cambió, y Buenos Aires se queda con un monto fijo de 650 millones y el excedente del 10 por ciento se reparte al resto de las provincias.
Vidal también apunta contra el inciso “d” de la ley, donde se indica que la distribución del 4 por ciento de ese gravamen se reparta entre las provincias excluyendo a Buenos Aires; y la distribución se hace por el Indice de Necesidades Insatisfechas por la medición de la pobreza de cada provincia. En esta lista, La Pampa está última, con el menor indicador en la escala de pobreza.
El impacto negativo para La Pampa supera los 750 millones de pesos anuales en función de ese 10 por ciento, según el ingreso previsto en el corriente año. Y afecta a todas las provincias en distinta forma, resultando la provincia de Buenos Aires, con el signo político de Cambiemos al igual que el presidente Mauricio Macri, como única beneficiada.