Las cooperativas apenas pudieron pagarle a la APE

Las cooperativas eléctricas siguen esperando fondos nacionales y con esfuerzo pudieron enfrentar el pago mensual a la APE. De no recibir ese dinero, muchas no podrán pagar sueldos, impuestos ni la electricidad distribuida.
Sigue generando preocupación en las cooperativas eléctricas pampeanas la demora en la remisión de fondos nacionales comprometidos para el pago de inversiones a cargo de las entidades. El miércoles se reunieron representantes de las cooperativas en General Pico y en Santa Rosa para analizar la marcha de las gestiones que realizan con la intermediación de la APE.
“La intención de la Fepamco es asesorar a las cooperativas sobre cómo hacer las rendiciones de las obras en ejecución para elevarlas a Energía de la Nación”, explicó el titular de la Federación Pampeana de Cooperativas, Abel Argüello.
“No es algo sencillo porque no existe un mecanismo claro y las gestiones llevan tiempo, lo que conspira con la necesidad urgente de las cooperativas de tener esos recursos”, agregó.
Las obras encaradas por las cooperativas que tienen un mayor avance son las ejecutadas por las de General San Martín, General Pico y Santa Rosa, que esperan una respuesta con respecto al 80 por ciento pactado de cada certificación.
Argüello remarcó que el contexto económico no es el mejor, que las cooperativas están negociando incrementos salariales con los gremios y que ese dinero de Nación es imprescindible para enfrentar los nuevos sueldos.
Ayer, el Consejo de la Fepamco se reunió para considerar esta situación y “la falta de previsibilidad” que ocasiona la no llegada de ese dinero a la hora de enfrentar los costos operativos.

Plazo.
El viernes pasado venció en plazo para que las cooperativas les pagaran a la APE. “Para muchas fue una odisea hacerse cargo, muchas lo lograron haciéndolo en dos pagos, pero si el mes que viene se cierra el acuerdo salarial con los trabajadores, será difícil poder afrontar también el pago de impuestos, sueldos, cargos fijos y a la APE”, advirtió Argüello.
“Por eso la urgencia de que todo sea expeditivo y se aceite el giro de los fondos nacionales. Nosotros objetamos no tener una relación directa con Energía de la Nación, que en todo esto dependamos de la gestión de la APE y si bien nos consta que desde allí se hace todo lo posible, dependemos de un tercero para hacernos con esos fondos”.
Una vez aceptadas las rendiciones de las cooperativas, en el término de 20 días podrían hacerse con el dinero de Nación. La operación consiste en el reconocimiento del 80 por ciento de la certificación de cada obra, considerando el 20 por ciento restante como parte del anticipo recibido por las cooperativas al momento de comprometerse a realizar obras como parte del acuerdo del gobierno provincial con el central de no aumentar las tarifas eléctricas.
“No es agradable estar dependiendo de fondos que tienen que venir sin saber cuándo”, insistió Argüello.