“Las nuevas generaciones son prioridad”

La diputada María Luz Alonso (FpV) destacó que “las nuevas generaciones son prioridad en la agenda estatal” del gobierno nacional, tras la decisión de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de enviar al Congreso de la Nación el proyecto de Ley de Promoción de Juventudes, para consagrar “estas políticas orientadas a los jóvenes para que las futuras generaciones tengan los mismos derechos que hoy”.
La secretaria de la JP nacional además manifestó que “la medida expresa, una vez más, la prioridad asignada en la agenda estatal a las nuevas generaciones” y recordó que el proyecto fue discutido también en mayo pasado como en el resto del país en el Centro Empleados de Comercio de Santa Rosa, con la presencia del subsecretario de Juventud del Ministerio de Desarrollo Social, Facundo Tignanelli.
“En el país, el 42 por ciento de la población, unos 17 millones de personas, tiene hasta 24 años y son casi cinco millones los que tienen entre 18 y 24 años, el 12 por ciento. Hoy, el empleo y la educación juveniles constituyen una preocupación a nivel mundial y en Argentina se le da respuesta a eso, destinando el 3,3 por ciento del PBI a políticas para la juventud, algo que como dijo la Presidenta es reconocido por la Cepal”, dijo Alonso.

El Progresar, por ley.
La legisladora justicialista remarcó las características del programa nacional Progresar, que también se incluye en la ley de juventudes que propone una actualización automática, porque “respalda a los jóvenes en dos frentes: la justicia económica y la igualdad de oportunidades, asignando recursos económicos y sociales”.
“El Progresar -agregó Alonso- es muy positivo porque no sólo incluye una ayuda económica, sino que también comprende la obligación de estudiar, el asesoramiento en inserción laboral, los controles de salud, el acompañamiento en jardines de infantes y un programa de tutores, además de la acreditación de escolaridad tres veces al año”.
Además, la diputada señaló que “en definitiva se demostró que es un programa que va a contramano de quienes suelen discriminar a los jóvenes, ni los asiste pasivamente, sino que busca ampliar sus oportunidades y proyectarlos como agentes del cambio que son”.