Le roban a mano armada e intentan quemar la casa

Nilda Geres (80) vive sola y con miedo. Desde la madrugada del sábado pasado, cuando un muchacho entró a robarle a su casa y a punta de cuchillo la amenazó y le llevó mil pesos que tenía adentro de una cartera, la mujer dice que le cuesta dormir.
“¡Tengo que vivir encerrada, toda enrejada, eso no puede ser!” dijo la mujer a un cronista de LA ARENA que ayer la visitó en su casa de la calle Caseros al 1300 para ver el desastre que le dejó el desconocido que se la apareció el fin de semana pasado.
“No podían entrar porque la puerta estaba cerrada con llave, por eso intentaron barretarla un rato y después abrieron una ventana y prendieron fuego una cortina para que yo salga. Me quemaron un galponcito que tengo en el fondo de la casa y parte de la ventana. De milagro que no agarró todo”, dijo la mujer.
Ante el fuego y la desesperación, Nilda abrió la puerta de su casa y allí se encontró con el muchacho. En cuestión de segundos, el desconocido tomó un cuchillo que estaba arriba de la mesada y la amenazó con darle un puntazo si es que no le daba dinero.

Relato de la hija.
“Mi mamá intentó llamar al 101, pero no alcanzó porque le arrebató el teléfono. Esto es muy preocupante porque es la cuarta vez que le roban y la segunda en 15 días. Ella vive sola y tiene miedo. La vez anterior le barretearon la puerta y le robaron la bolsa con los medicamentos. Otra vez le entraron por el ventiluz del baño. Pero lo del sábado fue muy violento, y ella es muna mujer grande”, dijo Mirta Fuentes, hija de la damnificada.
“Lo que más lamento es que le llevaron los documentos y que no tenemos un peso para arreglar la puerta. Este barrio se ha convertido en una zona liberada. A la noche no anda nadie”, añadió la hija.
Por el robo y el incendio en la casa de Nilda Geres fue radicada una denuncia en la Seccional Segunda. hasta el momento, el autor del hecho no fue identificado.

Compartir