¿Licitan en abril la terminación del Megaestadio?

320 MILLONES

Juan José Reyes – En noviembre se licitaría la segunda etapa del acueducto por 1.950 millones de pesos. Para el hospital de alta complejidad de Santa Rosa llegarán 400 millones. El polideportivo se concluirá con 320 millones, de los cuales 200 irán para el techo.
Las idas y vueltas del gobernador Carlos Verna a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires están dando sus frutos. Además de la devolución pautada del 15% que Nación está cumpliendo con el acuerdo firmado con el Anses por casi 500 millones de pesos en tres cuotas (ya se pagó julio y agosto y queda noviembre por llegar), se han realizado tratativas que habrían llegado a buen puerto.
Habrá fondos para terminar dos obras claves que Nación ha licitado varias veces. Al arreglo con el Enohsa por el Acueducto del Río Colorado (segunda etapa) y al alcanzado con el Ministerio del Interior por el Hospital de Alta Complejidad de Santa Rosa, se suma la decisión de las autoridades provinciales de finalizar con capital propio la obra que mayor dolor de cabeza le ha traído al oficialismo, el Megaestadio.
Largar 2017 con aquellos emprendimientos licitados sería para el Gobierno una satisfacción aunque se advierte que el año próximo no viene nada fácil en lo macroeconómico. La moneda de cambio del PEP con el gobierno macrista será la aprobación o no de la obra de Portezuelo del Viento en el Congreso.

Acueducto y Hospital.
El primer mandatario provincial anuló en marzo pasado un decreto de su antecesor, Oscar Mario Jorge, para finalizar el Acueducto a Pico estando la obra paralizada porque la legislatura no avaló el cambio de financiamiento. El proyecto de ley rechazado el año pasado pretendía aplicar cerca de 20 millones de dólares a obras adicionales a ese tramo del acueducto que con anterioridad el propio Tribunal de Cuentas había expresado sus objeciones y reparos por los cambios realizados en la licitación.
El decreto rubricado por Verna y el ministro de Obras Públicas, Julio Bargero, anuló el decreto 34 del 13 de febrero de 2013, que había firmado Jorge. En los considerandos, planteó que se encontraba viciado de irregularidades graves determinantes de nulidad absoluta, por ello, correspondía su revocación por razones de ilegitimidad. La obra había sido adjudicada en 2011 a la firma Supercemento SA y OAS Constructora con un costo de ejecución de 376,53 millones de pesos.
Una redeterminación de precios en 2015 elevó el presupuesto a 1.365 millones. Las empresas iban a conseguir un crédito de un banco estatal brasileño de 38 millones de dólares que nunca se concretó por efectos de la devaluación del peso. Al parecer se ha llegado un arreglo con Luis Germán Jahn, presidente del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento por 1.950 millones de pesos, previéndose su licitación para noviembre o diciembre próximo.

Megaestadio.
El también llamado “gigante dormido” que se empezó a construir allá por el 2006 en un predio de siete hectáreas por la suma de 34 millones (ya pagados) durante la anterior gestión del actual gobernador, tendría sobre la mesa los fondos para terminarlo. Originalmente se la adjudicaron a la empresa piquense Inarco, propiedad de Héctor Mohedano, que debió haberla terminado en un año, para los Juegos de la Araucanía 2007, pero no se la finalizó por un “grosero” error de cálculo y por el cual todavía puede apreciarse el esqueleto deteriorado en el Parque Don Tomás de la ciudad de Santa Rosa, pero sin el techo.
De ahora en más, se estima licitarla entre los meses de abril y mayo de 2017. Para ello se estima erogar la suma de 320 millones de pesos para finalizarla. Unos 180 millones irán para la infraestructura del techo que no pudo construirse y 120 millones más para nuevos cerramientos, reparar el deterioro de casi una década paralizada.
El Megaestadio ha pasado por muchas etapas, desde los originales 6.000 metros cuadrados a los actuales 26.500, con capacidad para los eventos deportivos de un mínimo de 6 mil personas sentadas pero esperando por una inauguración que presuponen que en 2018 estaría finalizada.

Compartir