“Los hoteles pampeanos están en una depresión”

BAJISIMA OCUPACION

“No lo podíamos creer”, recordó Hugo Fernández Zamponi, sobre la sensación que los hoteleros y gastronómicos pampeanos atravesaron cuando vieron los exorbitantes valores de la factura del gas natural. El empresario, presidente de la Asociación Hotelera Gastronómica de La Pampa, se refirió al tarifazo a días de conocido el fallo del Juzgado Federal de Santa Rosa que dio curso a una medida cautelar para frenar los aumentos.
“Fue un impacto extremo, dado que el aumento fue de un 1.500 por ciento. Un hotel que pagaba 740 pesos pasó a pagar 10.700 pesos. Esto era una insensibilidad total, no podíamos creer que el gobierno nacional, que nos estaba estimulando con una serie de medidas para salir de la crisis, hiciera esto. No lo podíamos creer, entonces, nos pusimos a analizar la posibilidad de presentar un amparo. Esto fue respaldado por la Regional Patagonia de la Federación Hotelera Argentina, con la que comenzamos a trabajar orgánicamente”, explicó en diálogo con Radio Noticias 99.5.
El dirigente celebró la rapidez con que reaccionaron las instituciones del sector, que lograron, inclusive una reunión con el ministro de Turismo de la Nación para expresar su preocupación ante el efecto que el “tarifazo” en el gas natural iba a tener en las empresas del sector. “Yo era optimista, porque esto era algo de sentido común, esto era imposible de hacer, ya nos habían afectado las tarifas de electricidad, que habían subido un 100%, y esto era una suba del 1.500 por ciento”, explicó.
Fernández Zamponi aseguró que los empresarios hoteleros entendían que las tarifas estaban bajas, pero consideró que los aumentos debían ser graduales y razonables. “El inconveniente es que no se pueden trasladar los costos a las tarifas. Ni el 100%, porque estamos en una situación de depresión de demanda total. En esta temporada invernal, las reservas han estado con un piso del 10% y un tope de un 30%, comparado con el año pasado”, graficó.
Los hoteles en la provincia de La Pampa tienen plantas de personal que van de los 8 ó 10 empleados, en el caso de los más pequeños, hasta los 40 en los más grandes. Zamponi manifestó que en la última reunión de la federación nacional de hoteleros se resolvió aguantar el momento de depresión en las reservas manteniendo el personal.
En cuanto al sector gastronómico, el dirigente aseguró que si se trasladaran los precios de los aumentos de tarifas a los precios que paga el consumidor, “nadie podría comprar nada”.
A pesar de la situación de crisis, el presidente de la Asociación resaltó el “buen diálogo” que el sector mantiene con el ministro de Turismo de Nación. “Frente a problemas serios, hay que hablar, dialogar. Sabemos que metieron la pata, porque muchas veces miran desde un escritorio de Buenos Aires la problemática de la Patagonia y creen que el clima y las temperaturas son iguales, como cuando criticaron que andaban en camiseta en los hoteles. Es algo muy fuera de lugar, porque no están informados, no entienden o no sé… Pero queremos destacar que la potencia de nuestra Regional Patagónica sirvió para poner en alerta de esta problemática a todo el ámbito privado”, concluyó.

Compartir