Los rionegrinos presionan en Nación

INSISTEN CON NO LEVANTAR LA BARRERA PARA EL INGRESO DEL ASADO PAMPEANO

En la semana, el gobernador rionegrino Alberto Weretilneck y el senador Miguel Pichetto se reunieron con el ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile, y allí insistieron con la postura de no ingreso al asado pampeano.
La provincia de Río Negro redobló su apuesta para que el Senasa no levante la barrera sanitaria al sur del Río Colorado y así se permita el ingreso de carne con hueso desde La Pampa a la Patagonia.
“La barrera sanitaria seguirá firme”, es el título de una nota publicada por el diario Río Negro en la que se hace referencia a la reunión en Buenos Aires. “En el tema ganadero, la delegación rionegrina se fue conforme de Agroindustria porque el ministro Buryaile reiteró que Nación no habilitará el ingreso de carne desde el norte del río Colorado, lo que consolida esa barrera sanitaria”, resaltó el matutino.
Según Río Negro, “las autoridades gubernamentales, productores ganaderos y frigoríficos estaban inquietos frente a esa posible apertura, fuertemente reclamada por el gobierno de La Pampa”.
Además de Weretilneck y Pichetto, la delegación gubernamental estuvo integrada por el ministro Marcelo Martín, que volvió a Viedma conforme con la respuesta de Burayile. “El ministro entendió la postura de Río Negro y la gravedad del riesgo si se permite ese ingreso”, destacó el ministro al que en un momento el gobernador Carlos Verna apuntó como el responsable de no permitir el ingreso del asado pampeano debido a negocios privados que tiene con un feed lot de su propiedad.
En el encuentro con las autoridades de Nación también hubo representantes de la industria cárnica y de la Federación de Productores Ganaderos de Río Negro.

Réplica a Senasa.
El lunes pasado el subsecretario de Asuntos Agrarios de La Pampa, Alexis Benini, exigió al director nacional del Senasa, Ricardo Maresca, que responda en términos formales la nota que el gobierno pampeano le envío pidiendo el levantamiento de la barrera, a la vez que cuestionó su aparición en el diario rionegrino, cuando aseguró que se opone al levantamiento de la barrera sanitaria.
Meses atrás, el gobierno pampeano había argumentado, para solicitar el paso del asado hacia el sur, que “el hueso plano no transmite aftosa”. Por su parte, Verna manifestó que “en los últimos 17 meses se interceptaron 500 kilos de carne para asado, si sacamos la cuenta de que se intercepta sólo el 10% de lo que se trafica, esto demuestra la cantidad de asado que ha ingresado al sur del Colorado y que no ha transmitido aftosa”.

Compartir