“Los trabajadores no tendrían que pagar Ganancias”

EL PRESIDENTE DEL STJ DEFENDIO SUS PRIVILEGIOS Y ABOGO PARA ELIMINAR EL GRAVAMEN

Los jueces continúan sin pagar el Impuesto a las Ganancias, a pesar de los salarios considerables que perciben, una situación que sigue generando polémica ante el reclamo de la sociedad para que comiencen a aportar, algo que también cuenta con el acompañamiento del gobierno nacional, según las últimas declaraciones del ministro de Justicia Germán Garavano, quien dijo que efectivamente los magistrados deben pagar el impuesto.
El presidente del Superior Tribunal de Justicia, Eduardo Fernández Mendía, rechazó la posibilidad de que los magistrados paguen el impuesto nacional y pidió que alguien aclare “qué ganancias tenemos los jueces”. Haciendo una interpretación del artículo 14 bis de la Constitución Nacional, agregó que “es para quienes tienen Ganancias, para la actividad privada”.
Al ser consultado por LA ARENA, después de asistir a la comisión de Asuntos Constitucionales de la Legislatura provincial, el abogado manifestó sobre la situación de los jueces que “tenemos los sueldos como cualquier asalariado, no deberíamos pagar los jueces ni mucho menos, los demás trabajadores”.
De esa forma, Fernández Mendoza se refirió a las declaraciones del ministro Garavano quien le pidió igualdad a los jueces, afirmando que “deben pagar” el Impuesto a las Ganancias porque eso los pondría en “una situación de igualdad” con el resto de las personas, aunque admitió que le gustaría que “nadie” debiera afrontar ese tributo.
-¿En definitiva, entonces, usted considera que los jueces y funcionarios judiciales no deben pagar Ganancias?
-Nadie que trabaje en relación de empleo debería pagar el Impuesto a las Ganancias. Que le cobren a los trabajadores es inconstitucional, porque no son Ganancias.

Sustitutos.
Fernández Mendía concurrió ayer a la Legislatura provincial para exponer ante los diputados sobre el proyecto de ley que presentó el Superior Tribunal de Justicia (STJ) para mejorar el sistema de sustituciones dentro del Poder Judicial. “Existen varios proyectos de diputados, así que presentamos otro para que se tenga en cuenta un sistema de mayor rapidez en los sustitutos”, explicó el letrado a este medio.
Dijo que “en 2017, los concursos serán más rápidos porque la ley de emergencia (que suspende tres artículos del Consejo de la Magistratura) posibilita que los concursos escritos y orales se tomen el mismo día o entre dos días, y eso acota en varios meses los procesos, y hace más rápidos los concursos”. En el Consejo, hay pendientes 20 concursos para cubrir cargos en la Justicia. En 2016, se hicieron 18.
En la comisión, el juez dijo que “deberíamos tratar de acortar los tiempos y tener mayor eficacia y eficiencia en la selección” de funcionarios judiciales y contó que recientemente ascendieron dos jueces de Control al Tribunal de Impugnación Penal (TIP) y “terminaremos los concursos a fines del año que viene. Se necesitan jueces de manera intransferible. Necesitamos una resolución lo más rápido posible para tener un mecanismo de sustitutos y lo vamos a necesitar siempre”.
Consultado por el diputado Abel Sabarots (Frepam), se mostró de acuerdo con establecer un orden de mérito para la elección de los sustitutos, que a partir de la sanción de una nueva normativa, sobre la que hay cierto consenso, deberían contar en todos los casos con una evaluación previa. Actualmente, los sustitutos surgen de un listado, en el que simplemente se anotan los abogados que cumplen con los requisitos, sin ser evaluados y son elegidos en forma discrecional.
El legislador del radicalismo cuestionó el sistema de sustituciones, afirmando que “termina siendo una fuente de empleo muchas veces” y recordó que el Colegio de Abogados planteó “dudas” sobre la implementación de esa figura en la Justicia pampeana. Se pretende, ahora, que los postulantes rindan y que esa evaluación quede vigente por un año. Se incorporarían los ternados por el Consejo de la Magistratura pero que no hayan sido elegidos por el gobierno.
Por último, antes de retirarse de la comisión presidida por el justicialista Facundo Sola, Fernández Mendía señaló que “el estigma que sufren los sustitutos es injusto porque como los jueces naturales, hay buenos y malos en ambos lados, y prestaron un servicio. Tuvimos errores en su momento porque no contamos con todos los elementos objetivos para poder decidir”.

“La única vez que hicimos lobby”
El ministro del Superior Tribunal de Justicia, Eduardo Fernández Mendía, reconoció, generando sorpresa de los diputados, que en una oportunidad hizo “lobby” judicial para que no cayera un concurso, y se elevó un puntaje por esa cuestión a un profesional en el Consejo de la Magistratura. Sobre un concurso, dijo, “le mejoramos la nota al (abogado) que no era tan bueno para que entrara en el dueto” y no cayera el concurso, donde finalmente se eligió desde la Casa de Gobierno por “el mejor”. Y agregó que fue “la única vez que hicimos un lobby. Era un tema de Menores”.

Compartir