Los gobernadores culpan a Cristina por la derrota, dijo Marin

EL JEFE JUSTICIALISTA PAMPEANO VATICINO UN BUEN GOBIERNO DE CARLOS VERNA

El ex gobernador Rubén Hugo Marín ponderó al actual gobernador Carlos Verna. Dijo que está cambiado, más amplio, y que si Nación no margina a nuestra provincia las cosas mejorarán para los pampeanos.
“Si Verna puede cobrar la deuda de Nación le va a dar impulso a la provincia”, consideró el jefe del Partido Justicialista provincial, Rubén Hugo Marín, quien además sostuvo que veía “bien al gobernador” porque “es buen gestor y muy inteligente”, elogió. Por otra parte el ex gobernador, en diálogo con LA ARENA señaló que observaba “complicado el cuadro de situación” del peronismo a nivel nacional, porque “no se advierte a alguien que sobresalga y nos pueda contener”.
-¿Cómo está viendo los últimos acontecimientos en el país?
–Habrá que ver que pasa finalmente en la Justicia con la Afsca; pero no tengo dudas que lo de la Corte, designar dos ministros en comisión fue una torpeza.. Más allá de los antecedentes o no que puedan tener los propuestos, que me parece que son buenos. En el caso de Rosatti recuerdo que fue subsecretario de Gustavo Béliz, y cuando él renunció quedó de ministro; y tengo entendido que es un hombre para administrar justicia y que es incorruptible.
-¿Por qué cree que el presidente Macri actuó así?
-Y, porque si no aprovechás los tiempos, cuando van pasando los meses se hace más difícil tomar cualquier determinación.
-¿Habrá una recomposición del justicialismo nacional?
-Insisto conque no se ve a alguien que nos pueda contener, como cuando estaba Cafiero, que más allá de cualquier cosa por historia podía contemporizar distintos sectores. Por ahora no lo veo.
-¿Y el kirchnerismo qué papel tendrá?
-Habrá que analizarlo, porque por lo que vi cuando asumió Norma (Durango) en el Senado, los gobernadores la están haciendo responsable (a Cristina) de la derrota. Además, vamos a decirlo, nunca habló con el peronismo, ese fue el tema.
-¿No le interesaba el peronismo?
-Algunos dicen que apuntaba a sustituirlo, que era una cuestión de ADN. Creo que se pretendía en alguna manera sustituirlo, sacarle la conducción a todo el peronismo.
-¿Era parte del “vamos por todo”?
-No estaba lejos de eso. También uno ve que el cristinista no quiere saber nada con el peronismo, es casi como si fuera una mala palabra, y por eso te acosan y te marginan si pueden.
-¿Pero si dentro del PJ el kirchnerismo no sería bien visto, cómo se explica que Cristina se vaya con un acto multitudinario, más importante que el del mismo Macri al asumir?
-Ese es un contraste que uno ve también. Creo que armaron un aparato muy grande, que sumaron algo así como 150 mil nuevos empleados, y eso pesa; aunque también es verdad que hay mucha generación nueva, que milita con convicción.
Se debe reconocer que Néstor Kirchner reivindicó la política y eso también genera adhesiones. De todos modos entiendo que el peronismo va a terminar ordenándose.
-¿Y en La Pampa? Resulta que después de tantas diferencias internas, hasta el diputado Darío Hernández sale a decir que está ordenado.
-Es cierto, estamos organizados, y también se debe señalar que el triunfo simplifica. En cuanto a Darío, y habrá otros, quiere morir en el peronismo que es donde militó toda la vida, aunque en algún momento la pasó mal.
-¿Cómo avizora un nuevo período de Carlos Verna en la gobernación?
-Lo veo bien a Verna, distinto, con amplitud, y alejado de la posibilidad de pelear por pelear. Cambió mucho, y creo que es sincero ese cambio, y que mostrándose como lo hizo dejó medio indefensa a la oposición.
Habrá que ver cómo es la relación con el gobierno nacional, pero allá también precisan el aporte de nuestros diputados y senadores, así que me parece que todo puede ir bien. Lo deseo, y estoy seguro que si Nación no nos margina todo va a andar muy bien.