Low Cost: micros perderían ocho millones de pasajeros

QUEJAS DE EMPRESAS DE OMNIBUS LARGA DISTANCIA

Aprobado el otorgamiento hace meses de rutas aéreas a compañías low cost en nuestro país, de las cuales dos (Alas de Sur y American Jet) harán escalas en La Pampa, las empresas de transporte de larga distancia salieron en los últimos días a reclamar al Estado nacional un marco regulatorio que permita al sector ser competitivo, al tiempo que advirtieron que con la llegada de estas aerolíneas, los micros perderían ocho millones de pasajeros al año.
El arribo de más firmas aéreas se da en un contexto donde los pasajeros de micro vienen cayendo año a año: entre 2011 y 2015 se redujeron un 28%, de 50,5 millones a 37,9 millones de personas; en ese lapso, las distancias recorridas disminuyeron un 15,3%, a 734 millones de kilómetros; las unidades en servicio, un 12,4%, a 4.376; y la ocupación promedia el 47%, informó la Cámara Empresaria de Larga Distancia (Celadi).

135 rutas aéreas.
Se debe recordar que el gobierno nacional oficializó hace unos meses la concesión de 135 rutas aéreas por un plazo de 15 años a las empresas Alas del Sur, Andes y American Jet, las cuales realizarán en su mayoría vuelos de cabotaje y competirán con Aerolíneas Argentinas.
Por otra parte Avianca y Flybondi quedaron a un lado, tras el escándalo que involucró al presidente Mauricio Macri.
Las firmas Alas del Sur y American Jet harán escala en nuestra provincia. La primera tuvo la aprobación para cumplir con la ruta de Córdoba (Córdoba)-Buenos Aires-Bahía Blanca (Buenos Aires)-Santa Rosa-Viedma (Río Negro) y viceversa.
American Jet, en tanto, también hará un recorrido de Neuquén (Neuquén)-Santa Rosa-Buenos Aires y viceversa; y Neuquén-San Carlos de Bariloche-El Calafate (Santa Cruz)-Ushuaia (Tierra del Fuego) y viceversa.

Celadi.
“No estamos en contra de las aéreas, por el contrario, es necesario que haya más oferta. Pero sí necesitamos un marco regulatorio que nos permita ser más eficientes y adaptarnos a la demanda”, explicó Gustavo Gaona, vocero de la Celadi.
“Algunas estimaciones proyectan que el transporte de larga distancia caería un 20% por la llegada de las nuevas aéreas. Nosotros calculamos que la caída será aún mayor y se perderían más de ocho millones de pasajeros al año, de los 37,9 millones que se trasladan”, agregó.
El vocero explicó que la preocupación del sector no pasa tanto por el potencial crecimiento del mercado aéreo, sino por no haberse tratado un marco regulatorio para el transporte terrestre, como reclaman desde hace años.

Destinos.
“Este año sabemos que, con la baja de tarifas aéreas, si no hay cambios regulatorios perderemos muchos pasajeros. El problema es que las aéreas vuelan a menos de 40 destinos, sólo a los más rentables. Nosotros llegamos a más de 1.500 puntos del país, pueblos o pequeñas ciudades, porque somos considerados un servicio público. Si perdemos las rutas rentables, ¿cómo vamos a poder sostener al resto de las rutas, que conectan a pueblos adonde no llega otro medio de transporte?”, se preguntó Gaona.

Marco regulatorio.
Un nuevo marco regulatorio, aseguran las empresas de larga distancia, les permitiría adaptarse mejor a la demanda, ser más eficientes y poder seguir conectando a miles de destinos del país sin perder tantos pasajeros.