LU 33: Catena deberá pagar 5 millones de pesos

La radio nació como una emisora vinculada al Estado y en 1991 fue concesionada y la licencia pasó a manos de la familia Legnani. En 2005 el empresario Catena compró las acciones, hasta que en 2009 se desvinculó.
Los 21 trabajadores que le iniciaron un juicio al empresario César Alfredo Catena por un reclamo laboral de cuando fueron despedidos de Radiodifusora Pampeana cobrarán una indemnización de cinco millones de pesos, según la sentencia que se dictó el 25 de septiembre y a la que accedió este diario.
El expediente “Aristoy Zapata, Natalia y otros con Radiodifusora Pampeana S.A. y otros sobre despido indirecto” fue tramitado en el Juzgado Civil 1 de Santa Rosa, a cargo de Susana Fernández. El reclamo se inició en julio de 2010 luego que un año antes se despidiera a los empleados y éstos denunciaran “vaciamiento” de la emisora. Los mismos trabajadores mantuvieron en pie la radio luego que conformaran una cooperativa.
El sentencia sostiene: “Da por probado la situación de abandono de la radio por parte de Radiodifusora Pampeana S.A. No obstante que la relación laboral de los trabajadores era con Radiodifusora Pampeana S.A., eran las sociedades titulares del paquete accionario -Ikelar S.A. y Luceca S.A.- quienes ejercían la dirección y administración de la empresa a través de su representante, César Alfredo Catena”.
Y añade: “Asimismo, fueron dichas sociedades quienes el 27 de julio y el 3 de agosto de 2009 comunicaron a los trabajadores su desvinculación con la sociedad empleadora, dejándolos en situación de total y absoluta incertidumbre respecto a su situación laboral, al punto que el 7 de agosto se vieron obligados a intimar el pago de los salarios del mes de julio. Siendo que quienes detentaban el 100% del paquete accionario de la patronal y que se encontraban a cargo de la gestión de la empresa, se presentaron a los trabajadores como ‘totalmente ajenas a Radiodifusora Pampeana S.A.”.
Más adelante se aseguró que “indudablemente era el señor César Alfredo Zapata quien tenía a su cargo la gestión inmediata de las emisoras radiales”.

Fallo.
Finalmente, el fallo hace lugar a la demanda interpuesta por los empleados y “condena solidariamente a Radiodifusora Pampeana S.A., Ikelar S.A., Luceca S.A. y César Aldredo Catena, a abonar a los actores, dentro de los diez días de quedar firme la presente, la suma que resulte de la liquidación que deberá practicar la perito contadora de autos, conforme lo expuesto en los considerandos… El reclamo prosperó por una suma actualizada a la fecha de aproximadamente $ 5.000.000 para los 21 empleados que reclamaron”.
Catena es un poderoso y reconocido empresario, que se dedica también al negocio de las bodegas, a la construcción, a los emprendimientos inmobiliarios y a los cotos de caza.
La radio nació como una emisora vinculada al Estado y en 1991 fue concesionada y la licencia pasó a manos de la familia Legnani. A fines de 2005 Catena compró las acciones de la empresa hasta a fin de 2009 notificaron su definitiva desvinculación de la empresa licenciataria.