Luego de tres días de agonía falleció Richi González

Tenía quemaduras en el 80 por ciento de su cuerpo. La policía confirmó el suicidio, ya que había abierto una garrafa y dejó prendidas las hornallas de la cocina. Según la familia había tenido intentos anteriores.
Juan Richi González, el hombre que en la noche del miércoles 24 intentó suicidarse prendiendo fuego su departamento, falleció ayer a las 10.30 producto de las graves heridas sufridas. Aquel día había abierto una garrafa y, según confirmaron fuentes policiales, prendió las hornallas de la cocina para provocar la explosión.
Richi González vivía en un departamento de la calle Mecca al 1400, y horas antes de la Nochebuena los vecinos del lugar vieron que había fuego en el interior de la vivienda. Quienes lo sacaron de allí habrían sido ellos mismos, abriendo una ventana y rompiendo una puerta para poder entrar. Además, habrían controlado el incendio pasándose baldes de agua. Cuando llegaron los bomberos, el foco ígneo -que consumió buena parte del amoblamiento y también las cortinas- estaba controlado casi completamente.
Con graves quemaduras en el 80 por ciento de su cuerpo, Richi González fue llevado en un patrullero al hospital Lucio Molas. Allí permaneció en una sala de terapia intensiva hasta el momento de su fallecimiento.
Ayer las fuentes policiales dijeron que tanto algunos vecinos como familiares y allegados del hombre de 43 años confirmaron que había tenido anteriores intentos de auto agresión, ya que estaría pasando por una difícil situación personal. El fallecido, en su momento, fue dueño de la reconocida cabaña “La Cautiva” con la que ganó numerosos premios en distintas exposiciones ganaderas.