Mac Allister: “Es necesaria, pero no así”

Los diputados nacionales por La Pampa otra vez estuvieron 3 a 2 -aunque uno estaba fuera del país-, como ocurre con los últimos debates, en contra del proyecto oficialista de la ley del nuevo Código Civil y Comercial que se votó ayer en la Cámara baja. Con la presencia de 131 legisladores propios y aliados, el kirchnerismo consiguió el quórum necesario, entre los que estuvieron María Luz Alonso (FPV) y Gustavo Fernández Mendía (PJ-La Pampa). En tanto, los tres opositores no estuvieron: Javier “Colo” Mac Allister (PRO) y Daniel Kroneberger (UCR) abandonaron el recinto a modo de protesta, y el radical Francisco Torroba estaba de viaje en Finlandia para conocer “el sistema educativo” de ese país mientras se trataba esta iniciativa de importancia.

“Colo” en contra.
Mac Allister habló con LA ARENA y se refirió al tratamiento de reforma y unificación del Código Civil y Comercial: “Es un código de casi 150 años, es necesario reformarlo para que se adapte a nuestra realidad y la vida de las nuevas generaciones, pero esta no es la forma”.
El legislador manifestó que “los diputados que asumimos el 10 de diciembre pasado, nos enteramos con un día de antelación que el proyecto se iba a tratar en el recinto. Es imposible para nosotros leer, estudiar y analizar los 2.671 artículos que tiene el proyecto, en un día”. Y agregó: “Hay un reglamento que debemos cumplir, el cual sostiene que los proyectos deben ser tratados en comisión para que todas las voces puedan ser escuchadas dentro de un marco de diálogo constructivo. Es contrario al reglamento que se apruebe un proyecto en base al análisis que hicieron diputados que ya no ocupan una banca en la Cámara y a los que se les venció su mandato. No se cumplieron los pasos legales que establece el reglamento, nadie vio ni estudió los cambios que le hicieron los senadores y encima pretenden votarlo a libro cerrado sin discutir punto por punto con el objetivo de lograr un consenso”.
“Yo fui elegido por los pampeanos, representó al pueblo argentino y a ellos me debo, por eso no puedo aprobar un proyecto de reforma de semejante envergadura sin haber podido antes estudiar el tema. Hoy no puedo decir si la reforma es buena o mala porque me es imposible analizar todo el proyecto en tan poco tiempo. Es menester estudiarla y debatirla”, sostuvo el diputado del Frente Propuesta Federal.
Mac Allister se refirió también sobre algunos de los puntos de la reforma: “Seguramente sean muchos los temas en los que coincidamos y hubiésemos votado a favor, por ejemplo el tema de adopción, el divorcio exprés, el matrimonio igualitario y la unión convivencial ya que reflejan avances en las relaciones humanas. Es fundamental que trabajemos en conjunto, en el marco de un diálogo entre las diferentes fuerzas y no de la forma que se hizo”.
“Esta es una muestra más de que a los diputados del oficialismo solo les importa la fortaleza de su partido y no piensan en la gente. No estamos hablando de una ley más, estamos hablando del Código Civil que nos rige hace cientos de años y que merece un debate acorde a su importancia. La ley va a regir a partir de 2016, entonces ¿por qué el apuro por votarla hoy? ¿No sería adecuado que siga el curso legal, se trate en comisión y luego se vote como corresponde?”, declaró Mac Allister.

A favor.
Por su parte, Fernández Mendía, que apoyó la reforma, afirmó: “Estamos felices de votar y aprobar un nuevo código que resulta coherente con esta época de transformación y restitución de derechos, ya que establece nuevos derechos y obligaciones. Los que tienen que ver con un nuevo mapa social, superando un paradigma que tiene 150 años, y ante la oposición de apenas algunos requisitos formales como excusa para no dar un debate fundamental para los argentinos, por parte de quienes quieren ganar en tribunales la discusión que no se atrevieron a dar en el recinto”.