Malargüe quiere desarchivar

UN RECLAMO POR EL PROYECTO MINERO HIERRO INDIO

Tras una importante manifestación en la ciudad de Malargüe el sábado por la noche a favor de la minería sustentable, el diputado mendocino José Muñoz (Frente para la Victoria) pidió que se desarchive el expediente de la Declaración de Impacto Ambiental de Hierro Indio que la Cámara de Diputados rechazó el viernes en votación dividida. La intención es que la DIA se envíe nuevamente al Poder Ejecutivo y se le hagan las correcciones correspondientes.
“Nosotros no vamos a bajar los brazos. El desarrollo de la industria minera en Malargüe no lo podemos dejar de lado por nuestras características geológicas. Malargüe tiene la escuela petrolera que ya ha cumplido 50 años de la cual cada año egresan chicos que necesitan trabajar. Lo que nosotros queremos es desarrollar la industria minera sin contaminación y cuidando del recurso hídrico”, señaló Muñoz al anticipar su proyecto legislativo para “desarchivar” la iniciativa que el viernes se encontró con una mayoría de votos en contra.
Ayer, el legislador presentó la nota a Diputados solicitando desarchivar el proyecto minero para que en caso de que prospere la moción, la iniciativa pueda volver a manos del gobernador Francisco Pérez para que se hagan las modificaciones necesarias y regrese a la Legislatura en condiciones de ser aprobada.
La etapa de exploración de Hierro Indio terminó sin el visto bueno en la Cámara de Diputados la semana pasada. La presión de los alvearenses, de organizaciones ambientalistas y del arco opositor fueron más fuertes que el intento del Gobierno de introducir la minería en la provincia. Por el “no” votaron 28 diputados opositores y 3 legisladores oficialistas provenientes de los departamentos más duros contra la minería; por el “sí” lo hicieron los 16 diputados restantes del Frente para la Victoria.

Informes faltantes.
Hace poco más de dos meses, el Ejecutivo remitió dos proyectos mineros a la Legislatura, Hierro Indio y Cerro Amarillo, ambos para habilitar la etapa de exploración para determinar si son viables para su explotación comercial.
La avanzada minera naufragó ante la cerrada negativa del sur mendocino -dominado por los regantes del Atuel y del Diamante que también se niegan a compartir esos ríos con las provincias vecinas- y por cierta impericia de parte del oficialismo para evaluar el clima político y social.
La DIA de Cerro Amarillo terminó fuera de carrera por falta de información técnica que debía ser incluida obligatoriamente por la Ley de Glaciares; la DIA de Hierro Indio terminó siendo rechazada por los diputados con el principal argumento focalizado en los errores y faltantes de documentación.
En el expediente faltaba el informe del Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (Ianigla), que también fue la clave de la caída del otro proyecto minero; faltaban los informes sectoriales de General Alvear y San Rafael, departamentos que comparten la cuenca del río Atuel (el yacimiento de Hierro Indio está a algo más de dos kilómetros de las nacientes de ese cauce, en el departamento de Malargüe).
También se denunciaba la falta de análisis acerca del impacto en los habitantes de la zona, todos puesteros y en posibles yacimientos de valor arqueológico.

Preocupación comercial
La Cámara de Comercio, Industria y Producción de La Pampa mostró nuevamente su preocupación por los recursos hídricos pampeanos, tema que la entidad destacó que “históricamente fue motivo de compromiso institucional”. En ese sentido, los integrantes de la CCIP mantuvieron reuniones con el secretario de Recursos Hídricos, Néstor Lastiri, y con el presidente de la Fundación Chadileuvú, Héctor Gómez.
Ambos encuentros fueron organizados por la Cámara, a partir de la inquietud que genera la posible construcción de las obras Portezuelo del Viento en Mendoza y el trasvase de aguas al cauce del río Atuel.
Lastiri desplegó material audiovisual para una mejor comprensión de la problemática y opinó que la iniciativa cuyana no era posible, ya que es poco probable la aprobación del Comité Interprovincial del Río Colorado (Coirco).