Malargüe se opone al trasvase del río Grande al Atuel

SE AGRAVA LA DIVISION EN MENDOZA POR LA INTRANSIGENCIA DE LOS REGANTES DEL SUR

La Pampa sumó un aliado inesperado en la defensa de sus recursos hídricos. El intendente de la ciudad del oeste mendocino afirmó que rechazarán la obra del trasvase reclamada por los productores del sureste de la provincia vecina.
“Malargüe le declaró la guerra a Alvear tras la caída del proyecto minero de Hierro Indio”, tituló ayer el periódico mendocino Diario UNO. “Malargüe anunció que se opondrá al trasvase del Grande al Atuel”, rezaba el Diario San Rafael.
En las últimas semanas, el Congreso de Mendoza, compuesto por una Cámara de Senadores y otra de Diputados, rechazó el proyecto minero Hierro Indio. La iniciativa había recibido apoyo en el Senado, pero no logró pasar en Diputados, donde el fuerte lobby de los grupos ambientalistas y de los productores del sur mendocino logró que los legisladores enviaran al freezer el proyecto.
Mientras en San Rafael y General Alvear celebraron como un triunfo el congelamiento de Hierro Indio, en Malargüe la historia fue opuesta. Esa ciudad está ubicada en el oeste y la minería era vista allí con buenos ojos, como una oportunidad para abrir fuentes de trabajo e inyectar dinero fresco a la economía lugareña.

“Un poco de agua”.
El sábado a la noche, el intendente de Malargüe, Juan Agulles, anunció que su municipio desarrollará la cuenca hídrica del río Grande, con lo cual no facilitarán el trasvase de aguas al Atuel, una obra largamente anhelada por General Alvear y San Rafael.
Agulles anticipó que solicitarán al Dirección General de Irrigación (DGI) los cupos que le corresponden a Malargüe del río Atuel y Salado, que en la actualidad no los utiliza. El objetivo, según planteó, será “promocionar la actividad agrícola, forestal y todo lo que implique la utilización del agua del río” porque “no nos dejaron usar un poco de agua para iniciar un desarrollo minero”.
Pero el intendente fue más allá y anunció incluso que no apoyarán a Alvear en ninguno de los proyectos que tenían en común y que, por el contrario, intentarán establecer lazos con comunas de Neuquén y La Pampa.
“Si ellos no son solidarios con nosotros, nosotros vamos a tomar el rumbo hacia otro lado. Trabajaremos regionalmente para mirar hacia el sur y no hacia el norte, lamentablemente”, fue una de las frases de Agulles que citó Sitio Andino.
Otra de las alternativas que explora Malargüe es constituir una empresa minera municipal para esquivar el Congreso mendocino y llevar adelante los cateos y la exploración.

Maratón de bronca.
La cobertura de Diario UNO dio cuenta del malestar de los vecinos que el viernes a la noche asistieron al centro de la ciudad a hacer fuerza por el proyecto minero. “‘Los alvearenses nos traicionaron’. Es el sentir del pueblo malargüino por estos días y a la consigna la levantan como un grito de guerra después de que sus vecinos lucharan para que el proyecto minero Hierro Indio no viera la luz”, rezaba el matutino cuyano.
“El viernes la totalidad de la dirigencia política, empresarial y social, junto con la ciudadanía, se movilizó por el centro malargüino para hacer fuerza en favor del proyecto y contrarrestar los cortes de ruta en Alvear. ‘Los malargüinos no patoteamos’, era uno de los cánticos que repetían incesantemente”, decía la crónica.
Ese mismo viernes a la noche, tras conocerse el resultado de la votación en Diputados -que determinó el pase a archivo del proyecto-, automáticamente comenzó la nueva convocatoria, se replicó por las redes sociales y el sábado, a las 20.30, el propio Agulles se puso a la cabeza de las protestas contra los alvearenses y en favor del desarrollo de la minería sustentable en Malargüe.

Pedido de controles.
De acuerdo a la crónica del diario Sitio Andino, de Mendoza, la marcha del sábado fue encabezada por el intendente Juan Agulles, el diputado José Muñoz, el presidente del Concejo Deliberante, Juan José Narambuena, y el de la Cámara de Comercio, Lisandro Jaegui. No se registraron incidentes, ni hubo agravios.
Los malargüinos firmaron una Multisectorial que lideró la movilización y cosechó el apoyo de los habitantes del departamento más austral de Mendoza. Marcharon dirigentes políticos, empresarios, estudiantes, comerciantes, integrantes de sindicatos, docentes y vecinos en apoyo a la minería sustentable.
Reclamaban la aprobación de proyectos mineros, autonomía municipal, desarrollo laboral y controles en la agricultura en todos los departamentos de Mendoza. En este punto, pusieron la lupa sobre General Alvear, pues aseguran que los productores alvearenses utilizan agroquímicos que contaminan el suelo, realizan quemas descontroladas de pastizales y hacen un mal uso del agua en el riego.