Marcha atrás con la salida de aire de la AM

LRA3 SEGUIRA EMITIENDO

Radio Nacional Santa Rosa, la emisora estatal más antigua del interior del país con 66 años de historia, seguirá transmitiendo contenidos locales luego de que el directorio de la empresa reviera la decisión que había comunicado ayer: ceder la frecuencia LRA 3 (AM 730) para una “gran cadena federal” que repetiría desde Buenos Aires. La decisión fue confirmada ayer a este diario por Germán Dittler, director de RNSR, quien agregó que “solo se va a ceder la FM (96.1) para la cadena” que la directora de Radio Nacional Ana Gerchenson impulsa desde la capital.
“Nos habían pedido que optemos por la FM o por la AM y optamos por ceder la FM. De todas formas hay que dejar en claro que no es correcto decir que RN en AM se escucha en toda La Pampa. Por un problema en el transmisor, que viene desde hace un año y medio, se está trabajando con baja potencia, es decir que la radio no llega a Santa Isabel”, indicó el funcionario.
La “opción” que le dieron a RNSR con la intención de “federalizar la radio” se replicó en las demás 49 Radios Nacionales que están diseminadas a lo largo y a lo ancho del país. Aparentemente, después de haber notado el impacto mediático que tuvo la noticia de que la emisora saldría del aire para ser solo una repetidora hizo dar marcha atrás a los directivos.

Despedido.
Por otra parte, el director de Radio Nacional Santa Rosa recibió ayer en su despacho a Javier Alejandro Urban, el trabajador de la emisora que fue despedido el lunes luego de 7 años de cumplir funciones como locutor y periodista. Cerca de las 17, acompañado por el secretario General del Sindicato de Prensa Zona Sur, Milton Fernández, Urban dialogó con Dittler sobre su situación: mientras que desde el área de recursos humanos de RN sostienen que hay una incompatibilidad que le impide cumplir funciones en dos reparticiones del Estado, el periodista señala que todo se trata de una persecución política por su adhesión manifiesta al kirchnerismo.
El Sipren, además, envió ayer una carta documento en la que le comunica al director de la emisora que “el procedimiento de cesantía fue mal hecho” y que “se debe conservar la fuente laboral hasta que la Justicia compruebe lo contrario”. Asimismo el sindicato exigió que “muestren el número de expediente donde constan las causas que justifican su despido”.
“El compañero Javier Urban está dentro del Convenio Colectivo de Trabajo, se fue sin indemnización y no tuvo apercibimientos en su carrera. Entendemos que aquí hay una cuestión irregular”, dijo Milton Fernández e informó que el próximo 9 de noviembre se va a realizar en las puertas de la RN una manifestación para pedir por la reincorporación de Urban y por otros dos trabajadores de la emisora que estarían en la misma situación, a punto de ser despedidos.

Preparan una manifestación
Una de las primeras medidas del gobierno que encabeza Mauricio Macri fue barrer con todos aquellos trabajadores de Radio Nacional afectos al kircnerismo. Recordado es el incidente en que la actual directora, Ana Gerchenson, le dijo al periodista Roberto Caballero “estuvimos mirando tu Twitter”. Casi un año después, más de 200 contratos precarios están a punto de caerse en las distintas Radios Nacionales del país, entre ellos, varios de RNSR. Por ese motivo habrá una gran manifestación nacional el próximo 10 de noviembre.

“Tenemos razones para estar preocupados”
La senadora de la Nación Norma Durango solicitó informes al Poder Ejecutivo Nacional sobre la situación actual de LRA Radio Nacional. El proyecto de resolución presentado por la legisladora nacinal en representación de La Pampa apunta, en primer lugar, a conocer detalles sobre la reciente desvinculación de trabajadores y trabajadoras, dispuesta arbitrariamente y en abierta violación de su derecho a la estabilidad laboral.
Consulta luego “si se encuentran previstos nuevos despidos o rescisiones injustificadas sobre los centenares de trabajadores y trabajadoras de las filiales de todo el país de la señera emisora estatal”.
En tercer lugar, pide explicaciones sobre “la determinación de sacar del aire los programas de Producción Local en las distintas emisoras provinciales de LRA, que en sus frecuencias AM han debido reemplazar sus producciones locales para convertirse en meras repetidoras de LRA 1”, la radio cabecera, que transmite desde la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Por último, solicita que se informe “si existe una política pública dirigida a abandonar la gestión de Radio Nacional desde la perspectiva que dio origen a su creación, cual es la garantía de federalizar la información desde la única radio pública, no comercial y que cubre todo el territorio de la República”.
En los fundamentos, Durango explicó que su pedido de informes surgía de la necesidad de contar con información oficial sobre el presente que atraviesa Radio Nacional en cada una de las provincias argentinas. Puntualmente sobre la garantía de estabilidad laboral de centenares de trabajadoras y trabajadores y sobre los motivos que llevaron a sacar del aire los programas de producción local en las distintas emisoras provinciales de LRA.
“En sus frecuencias AM están reemplazando sus producciones locales por una programación preocupantemente centralista, con la privación de información y servicios que ello representa para las poblaciones del interior”, aseveró.
Luego mencionó el caso de LRA 3 Radio Nacional Santa Rosa: “ha levantado toda la transmisión local para transmitir la programación de LRA 1 Radio Nacional Buenos Aires; despidiendo a un periodista con siete años de antigüedad y con la advertencia de ‘estar evaluando otros despidos’”.
“Otros ejemplos de este vaciamiento de contenidos provinciales y federales son la realidad de Radio Nacional Viedma, que ya no está al aire, y solamente puede escucharse vía internet. La desaparición de la programación de Nacional Rock, dejando sin trabajo, de un día para el otro a periodistas, operadores y productores”, añadió.
Durango consideró: “Tenemos razones para estar preocupados. En los últimos días, hemos tomado conocimiento que trabajadoras y trabajadores de filiales de Radio Nacional de todo el país están amenazados en sus puestos de trabajo, precarizados, desvalorizados y privados de derechos básicos previstos en la ley”.

Compartir