Marcha llegó hasta la casa de Tierno

PIDEN JUSTICIA POR EL CAZADOR ASESINADO EN LONQUIMAY

La concentración comenzó pasadas las 18 en la rotonda de las avenidas Luro y San Martín, frente al Centro Cívico, donde las personas comenzaron a llegar entonando cánticos, con bombos y carteles que manifestaban repudio hacia el ministro.
Una multitudinaria marcha se realizó ayer por la tarde por las calles de la ciudad pidiendo justicia por la muerte de Sergio Garialdi, cazador piquense asesinado por policías el domingo pasado. También exigieron la salida del ministro de Seguridad, Juan Carlos Tierno. La marcha fue encabezada por la familia de la víctima, acompañadas de organizaciones políticas, sociales y gremiales. También estuvieron los diputados Eduardo Tindiglia, por el Frente Pampeano para la Victoria, Abel Sabarots, por el Frepam y el ex diputado del FPV, Luciano di Nápoli.
Lo que parecía que sólo iba a ser una concentración, finalmente tomó forma de marcha y los presentes recorrieron Avenida San Martín, hasta llegar a Bartolomé Mitre. Una vez allí se dirigieron hacia el domicilio de Tierno, el cual se encontraba custodiado por personal policial y un patrullero, donde hicieron pintadas en las paredes, con frases como “fuera Tierno”, “Tierno asesino”. Minutos después de haber expresado su descontento, la marcha retornó hacia el Centro Cívico por Avenida San Martín.
Una vez llegados a Casa de Gobierno, los familiares de Garialdi encendieron velas que fueron depositadas en el suelo, junto a pancartas con la imagen de la víctima y frases de pedido de justicia. Se realizó un minuto de silencio y recordaron al cazador asesinado con la frase “Santiago presente, ahora y siempre”.

Salvavidas
Durante la marcha, no todas las agrupaciones sociales se mostraron a favor de que se realice un juicio político contra Tierno, tal como lo propicia el diputado Tindiglia, quien ayer por la mañana dio a conocer públicamente su iniciativa. Luciano González, referente del Partido Obrero, manifestó la opinión de la agrupación a la cual representa y aseguró que “debemos exigirle al gobernador la renuncia de Tierno” al considerar que “el juicio político es tirarle un salvavidas”.
“Buscamos que haya justicia, no solo por el caso de Santiago, y con la salida de Tierno derrocamos a la impunidad”, añadió.

Apremios ilegales.
La familia Ortiz viajó desde Victorica para unirse al pedido de destitución del ministro y también dar a conocer hechos de abuso policial que han sucedido en la localidad. “Desde el 2006 que hay denuncias por apremios ilegales contra el comisario Marcelo Gustavo Beninato, que es un salvaje y un represor”, manifestó Ignacio Ortiz, quien aseguró que “en abril del año pasado a mí y a mi hermano Nicolás nos golpearon en el frente de nuestra casa”. Consultado sobre si habían hablado con el intendente local o con funcionarios, Ortiz expresó que “el intendente le echó la culpa al gobernador anterior (Oscar Mario Jorge), pero nadie hizo nada nunca”.

Espera y malestar.
El día siguiente del asesinato de Santiago Garialdi, Sergio Santillán Martínez, hermano de la víctima, se reunió con el ministro Juan Carlos Tierno, en horas de la tarde y estuvieron hablando “un poco más tranquilos”, aseguró Santillán Martínez.
“Estuve hablando con él, y quiero esperar un poco, creer una vez más en la justicia, quiero quedarme tranquilo en base a lo que me dijo él, a ver qué hace la justicia”, manifestó el hombre en Radio Noticias.
“Le planteé que quería justicia por mi hermano”, expresó Santillán Martínez y añadió que “yo quería escuchar la palabra de él. No quiero hablar mucho, porque quiero esperar, esto fue reciente, y todo urgente no se puede hacer, por lo que voy a esperar y confiar en la justicia pampeana”.
El hermano del cazador asesinado en un campo cercano a la localidad de Lonquimay, aseguró que el contacto con el ministro se dio luego de haber averiguado el número telefónico y posterior a contactarse con su secretaria: “Nos dijo, si quieren venir, a las 18.30 el ministro los atiende”. Finalmente, expresó que “cuando llamé al destacamento policial donde fue el accidente, la persona que me atendió me dijo ‘no estoy para dar información’, eso fue lo que más me molestó”. Santillán Martínez, se refirió a algunas marchas que se hicieron en General Pico y dijo que “hay gente que aprovechó la situación para hacer protesta, no hay que mezclar y están jugando con la muerte de una persona que fue asesinada”.

“Queremos frenar los abusos”.
“Nosotros venimos a hacer una marcha pacífica, en apoyo a Santiago, por la desgracia que tuvo y queremos frenar el abuso de autoridad que padecemos los cazadores, de parte de la policía. El maltrato es en el campo, en los caminos vecinales, nosotros estamos sufriendo abuso de autoridad porque siempre nos están emboscando: están en los cruces con las luces apagadas; se producen persecuciones sin luces ni balizas”. Con esa frase, José Alday, titular de la asociación de cazadores con jauría “A puro dogo y cuchillo”, definió los objetivos de la movilización que se desarrolló ayer por la mañana.
El cazador se reunió con sus pares, alrededor de las 10, en la rotonda del Avión, en el ingreso norte de la ciudad.
Alday aseguró que su reclamo, más allá de las autoridades responsables, sobre quienes no ahondó demasiado en responsabilidades, es por los abusos de autoridad en torno a los operativos rurales que realizan. “Queremos que los operativos se hagan como se deben: esto pasó siempre, incluso los accidentes que hubo contra móviles policiales es porque salen al cruce sin luces y sin balizas, o porque se realizan sin iluminación”, aseveró.
“A nosotros, la renuncia de (ministro de Seguridad provincial, Juan Carlos) Tierno, no nos impide ni molesta nada, no nos parece mal en sí, todo lo que está haciendo porque todos tenemos falencias, pero nuestra protesta en sí es por los abusos de autoridad que estamos sufriendo. En un operativo común y corriente, como le pasó a estos chicos, les salieron a tirar; a nosotros nos han cargado las armas policiales delante nuestro y nos apuntaron; uno no sabe si se les va a escapar un tiro o no”.
Reflexionó que ese tipo de hechos representa “un poco de intimidación”, en una situación que “da miedo”.

Audio.
Consultado sobre el audio de 2014 del ministro, que indicaba a agentes rurales cómo debían proceder ante los cazadores, Alday dijo que “hay que usar el sentido común, si tu jefe te dice tirá al aire y después a la cabina; está en vos si vas a tirar o no”.
Recalcó que “no nos incomoda que Tierno siga gobernando o que renuncie. Nosotros somos cazadores con jauría, no usamos armas y protestamos por el abuso de autoridad”.
El presidente de la asociación de cazadores indicó que “alrededor de 40 ó 50 vehículos” los acompañaron en una recorrida que incluyó el Centro Cívico, hasta la plaza y el retorno hasta la rotonda del Avión, escoltados por personal de Tránsito”.
La caravana se desplazó a partir de las 11, y mediante bocinazos hizo sentir su paso por distintas arterias de la ciudad. Tras recorrer la avenida Spinetto, pasando por la sede del Ministerio de Seguridad. En ese sitio se pudo constatar que por temor a incidentes se retiraron los empleados de Vialidad, mientras que las puertas ministeriales permanecieron cerradas. La caravana luego tomó la avenida San Martín, con bombas de estruendo para hacer sentir su presencia y reclamo. (Más información en páginas 12 y 13)

Compartir