Marín: “No me gusta, pero no podemos jugar en contra”

CONFORMACION "DE PREPO" DEL FRENTE PARA LA VICTORIA EN LA PAMPA

El Consejo Provincial del PJ se reunirá hoy a las 11, presidido por Rubén Marín, para decidir cómo se resuelve la coyuntura por la que atraviesa el partido de cara a las primarias nacionales del 9 de agosto. Ajustados por los tiempos, ya que en las dos primeras horas de este jueves vence el plazo para la inscripción de alianzas para las PASO, los consejeros podrían aprobar “ad referéndum” del Congreso Provincial la incorporación del partido al Frente para la Victoria. Pero además, ante la imposición de precandidatos por parte del kirchnerismo nacional, el vernismo-marinismo llevaría una lista propia.
Ayer a la mañana, el apoderado del PJ, Daniel Bensusan, presentó la respuesta a la impugnación del PJ Nacional la convocatoria a elecciones pampeanas. Pero la definición de la Justicia Federal podría tardar varios días más.
Es que luego del recurso presentado por parte del apoderado Jorge Landau por no haber adherido el partido provincial al Frente para la Victoria (FpV) como lo había ordenado el congreso nacional, lo que se considera una intervención de hecho, y de la conformación del FpV provincial -con Nuevo Encuentro y el Partido Humanista- no quedaría otra opción a la conducción justicialista para poder competir en esos comicios.
En ese sentido, Marín, afirmó ayer a LA ARENA que “estoy a la espera de lo que me informe el apoderado del partido sobre la presentación realizada por Landau”.
“No conozco si la decisión (adoptada por unanimidad por el Congreso Nacional peronista) incluye automáticamente a La Pampa (como a las demás provincias) o si esta es una decisión que debe tomar el partido a nivel local. En este caso, debe ser tomada por el Congreso Provincial y por una cuestión de tiempo eso no es posible, por lo que entiendo que una salida sería que el consejo adhiera al FpV ‘ad referéndum’ de lo que deberán disponer los congresales”.
“Si llegamos a hacer esto último, no sé qué pasará con la demanda presentada que deja sin efecto la convocatoria realizada por el PJ pampeano para la elección de cargos nacionales”, acotó Marín.
-Lo dispuesto por el Congreso Nacional del PJ es claro, habla de una directiva general para que todas las provincias adhieran al FpV.
-Eso depende de cómo se interprete. Es lo que había hablado con Landau, que me preguntó si habíamos tomado la decisión de sumarnos al Frente para los cargos nacionales. Le pedí que me mandara una nota para ver qué teníamos que hacer, pero ello no ocurrió. Es más, en esa oportunidad, Landau algo me habló de que la intención (de la presidenta Cristina Fernández era que María Luz Alonso volviera a ser candidata. El lunes me habló (el jefe de Gabinete, Aníbal) Fernández y le planteé por qué se hizo la demanda (a cargo del apoderado Landau) y no se nos avisó nada. Me dijo que se iba a dedicar al tema, pero tampoco me volvió a llamar.
-Tal como están las cosas, el PJ pampeano tendría que adherir sí o sí al FpV.
-No nos gusta cómo se han dado las cosas, pero mi impresión personal es que no podemos jugar en contra del peronismo o en este caso contra el FpV.
-Dando por descontado que la presidenta impondrá sus candidatos, ¿qué hará Peronismo Pampeano?
-De ser así, presentará sus propios candidatos para las PASO.

“No es como antes”
Martín Balza, presidente de Encuentro para la Democracia y la Equidad (EDE) partido que con el Humanista conformó en la provincia el Frente para la Victoria, aseguró ayer que “estamos convencidos que el frente sintetiza el kirchnerismo y en el caso de La Pampa peleamos para que se conformara también para los cargos provinciales”. El FpV en la provincia se conformó desde el ámbito nacional, y por mandato del Congreso Nacional del PJ el justicialismo pampeano debe sumarse para las elecciones nacionales.
Balza indicó que “el peronismo pampeano desobedece el mandato del partido a nivel nacional, mientras que desde nuestra fuerza en las diez provincias donde cuenta con personería nacional conformamos el frente (junto al Partido Humanista). La anomalía aparece con el PJ pampeano cuyos dirigentes quieren cercarlo y seguir manejándolo como lo hacen desde hace 30 años, sin reconocer al kirchnerismo como una fuerza fundante del peronismo”.
“El kirchnerismo es más que el peronismo, sino no tendría la adhesión que tiene o el liderazgo que tiene la presidenta”, indicó el dirigente.
Aclaró que Encuentro no negoció la conformación del frente para obtener algún beneficio electoral. “Puede resultar raro pero pusimos el sello a disposición del kirchnerismo a cambio de nada, de construir más kirchnerismo en La Pampa. No es un toma y daca como antes ocurría con la vieja política”, explicó.
Dijo desconocer quiénes serán los candidatos a legisladores nacionales de La Pampa por el frente, que los elegirá Cristina Fernández en su condición de “líder de nuestro movimiento”.
También se le preguntó, en una entrevista por Radio Noticias, si su espacio a nivel provincial podría llegar a “bajar” los candidatos si ganara el jorgista Fabián Bruna las internas el 5 de julio.
“Debemos esperar que pase la interna y después nos sentaríamos a pensar qué hacer en nuestro partido y también con ellos (la dirigencia del PJ) para ver qué es lo mejor para el proyecto nacional. Es una posibilidad”, indicó Balza.

“Fue por unanimidad”
“Orgánicamente, el PJ pampeano debe adherir al Frente para la Victoria”, dijo ayer el funcionario kirchnerista Heriberto Mediza, congresal nacional del Justicialismo. El dirigente fue categórico al remarcar lo determinado en ese sentido por el Congreso Nacional del PJ a comienzos de mayo.
“En el Congreso se aprobó por unanimidad una directiva general, y no una recomendación como escuché por ahí”, sostuvo en respuesta a la interpretación que esa medida generó en la conducción del peronismo pampeano, cuyo Consejo Provincial tiene una mayoría en manos del vernismo y del marinismo.
Mediza aclaró que a diferencia de otras elecciones nacionales, en está ocasión hubo una moción concreta con esa directiva a las provincias, que fue aprobada por la totalidad de los congresales, entre los que se encontraban dos representantes del marinismo: Norma Durango y Silvia Gallego.
“Lo que hizo el apoderado Landau no fue intervenir al PJ de La Pampa, porque los organismos partidarios siguen en funciones, la directiva tiene que ver con los cargos electivos nacionales. El PJ-La Pampa tiene que presentar candidatos a través del Frente para la Victoria, porque lo quieran o no, es parte de éste. El PJ provincial es un distrito que tiene facultades para los cargos electivos provinciales y locales”.
-¿Qué puede pasar con el PJ pampeano?
-Orgánicamente no se puede hacer otra cosa que presentar candidatos dentro del FpV. Me cuesta entender cómo gente experimentada actúa con tanto desconocimiento o indiferencia frente a las facultades del Congreso Nacional del PJ. Durango y Gallego estaban al momento de votarse la moción presentada por (Juan Manuel) Urtubey, no sé qué le pueden haber dicho a Marín y es posible que esté mal asesorado porque es difícil de entender que se tomen decisiones tan equivocadas.
-¿Quién pondrá los candidatos a senador y diputado nacional por el FpV?
-Los pondrá Cristina (Fernández), no Carlos Verna, y también tendrá incidencia el gobernador Jorge y Fabián Bruna.
-Marín y Verna han dicho que no aceptarán imposiciones como ocurrió en 2011.
-Si ellos quieren presentar sus candidatos, pueden hacerlo y tienen tiempo hasta el 20 de este mes para concretarlo ante la Junta Electoral del FpV. Si no lo hacen, es por una decisión personal.
-¿Verna podría renunciar como hace cuatro años?
-¿Y conformar un frente con Macri? Puede hacerlo, pero no como PJ, sino como dirigente por fuera del partido.

“Nosotros no le vamos a salir a juntar los votos”
“La impugnación de Jorge Landau viene floja de papeles”, dijo el diputado provincial Martín Borthiry (PJ-vernista), sobre el recurso presentado por el PJ nacional que frena las precandidaturas al Congreso del justicialismo pampeano, y lo acusó de tener “actitudes antidemocráticas” por la intervención que se tomó en el peronismo de La Pampa.
Borthiry indicó que esa maniobra “es la única forma que tienen de imponer candidatos” desde la Casa Rosada. “Esta vez no van a encontrar el eco que tuvieron en 2011, donde les pusimos los votos. No vamos a aceptar que nos vengan a poner los nombres y, encima, tengamos que salir a buscarles los votos”, aseguró. En 2011, el PJ provincial tuvo que bajar sus candidatos a diputados nacionales a para las primarias y adherir a la boleta del Humanismo que llevaba a la camporista María Luz Alonso por imposición de la Casa Rosada.
Borthiry indicó que desde el Consejo Provincial, dominado por vernistas y marinistas, van a esperar el fallo de la Justicia Federal, si bien los plazos vencen esta noche y no estaría definida la presentación realizada contra la impugnación del apoderado nacional. “Landau actuó arbitrariamente, y lo que vamos a hacer es esperar lo que diga la Justicia”, afirmó.

Parecido a 2011.
El legislador afirmó que, a diferencia de 2011, “no voy a trabajar para ellos de esta manera, como no lo van a hacer muchos compañeros, así que tendrán que buscar otra manera de conseguir los votos”.
“Somos orgullosamente peronistas, y no vamos a permitir que nos avasallen. Tenemos una historia, somos una provincia, tenemos autonomía y no somos delegados de nadie”, completó.
Borthiry indicó que este conflicto de las precandidaturas nacionales para las primarias de agosto no afectaba al senador Carlos Verna y afirmó que el postulante a la gobernación “es una marca registrada que conocen todos los pampeanos”.
“Todo esto es un disparate y un atropello”, dijo a la vez que manifestó que confiaba en que la Justicia Federal iba a dar la razón a la presentación que hizo Pablo Bensusan, en su calidad de apoderado del PJ provincial.

“Faltó diálogo”.
Por su parte el precandidato a vicegobernador por Peronismo Pampeano, Mariano Fernández, lamentó que “haya faltado diálogo”, y reivindicó que el PJ provincial “debe elegir sus candidatos para las elecciones nacionales”.
Fernández además dijo que en la reunión del Consejo Provincial del PJ, la vicegobernadora Norma Durango, y delegada pampeana en el Congreso nacional del justicialismo, había indicado que más allá que se manifestó en favor de sumarse con el Frente para la Victoria en ese cónclave, había dicho que la decisión “no era vinculante” para el peronismo pampeano.