Marino reclama extensión de cobertura

INICIATIVA POR PRECIOS CUIDADOS PARA LA CONSTRUCCION

Juan Carlos Marino destacó la necesidad de que Precios Cuidados para la Construcción se aplique en todas las provincias y no sólo en Buenos Aires. Dijo que se trata de una referencia de precios para el consumidor.
A través de un proyecto presentado recientemente en la Cámara alta, el senador Juan Carlos Marino solicitó al Poder Ejecutivo nacional que extienda la cobertura territorial del programa ‘Precios Cuidados para la Construcción’, que a la fecha tiene aplicación plena solamente en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires.
En un comunicado distribuido desde su oficina de prensa, el legislador por La Pampa explicó que, “aunque con resultados discutibles, el Programa Precios Cuidados y su versión para la construcción sirven como referencia para el consumidor de modo tal de poder tomar las mejores decisiones en sus compras”. Se encargó, en tanto, de recalcar que la operatoria “dista mucho de moderar el crecimiento de los precios”.
El programa Precios Cuidados para la Construcción fue un acuerdo alcanzado en febrero de 2014 con fabricantes y comercializadoras que incluyó 28 productos del rubro construcción. Si bien el mismo venció el 13 de febrero pasado, ha sido prorrogado hasta el final del primer trimestre de 2015.
Sin embargo, dice el legislador pampeano, su cobertura territorial es mínima ya que se aplica solamente en la Capital Federal y los 24 distritos del conurbano bonaerense. Existen, no obstante, acuerdos puntuales que comprenden canastas especificas con comercializadores locales en las provincias de Buenos Aires, Catamarca, Chaco, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, La Rioja, Mendoza, Misiones, Neuquén, Río Negro, San Juan, Santa Fe, Santiago del Estero, Santa Cruz y Tucumán.
“Ello supone la necesidad, sobre todo frente a la penetración que ha tenido el Procrear, de ampliar la cobertura territorial del programa para que su alcance llegue de manera uniforme a las provincias”, agregó Marino.

Inflación.
En el mismo parte de prensa, el senador remarcó: “Nadie duda que la inflación, originada por la crisis fiscal de un Estado que gasta más de lo que recauda, es la madre de todos los problemas, ya que explica el atraso cambiario, el cepo cambiario y la férrea administración del comercio exterior. De este modo, como las paritarias no han llegado a empatarle al crecimiento de los precios el año pasado, cayó el consumo.”
Y completó: “Lo ideal sería tener una inflación de un dígito, como todos los países de la región a excepción de Venezuela, de tal manera de poder evitar así la erosión del poder adquisitivo del ingreso y no tener que incurrir en este tipo de programas cuyo cumplimiento se hace cada vez más difícil”.