Más “amigos” por el juicio

NACION RANKULCHE Y ASAMBLEA POR LOS RIOS, A LA AUDIENCIA POR EL ATUEL

Faltan tres semanas para la audiencia de conciliación convocada por la Corte Suprema y cada vez son más los pampeanos que quieren dar su testimonio en el marco de la demanda provincial por el río robado.
Cada vez son más las organizaciones e instituciones que se preparan para participar de la audiencia convocada por la Corte Suprema de Justicia para el próximo 14 de junio en donde representantes de la provincia de La Pampa y Mendoza intentarán llegar a un acuerdo por el Atuel y evitar así el juicio que nuestra provincia inició por el robo del río.
Hace dos semanas se supo que los municipios de Santa Isabel, Algorrobo del Aguila y Puelches solicitaron a la CSJ presentarse como “amicus curiae”, al igual que la Universidad Nacional de La Pampa y la Fundación Chadileuvú. Ayer se conoció que la Nación Rankulche y la Asamblea por los Ríos Pampeanos, también pidieron tener un lugar como “amigos del tribunal”.
La figura de “amicus” le abre la posibilidad de participar en una causa a terceros ajenos para que puedan ofrecer voluntariamente su opinión frente a algún punto de derecho u otro aspecto relacionado, a fin de colaborar con el tribunal en el proceso.

“Queremos dar testimonio”.
La Asamblea por los Ríos Pampeanos, presentó ayer en la Secretaria de Juicios Originarios de la Corte Suprema de Justicia de la Nación un escrito en el que solicita intervención para presentarse como amicus firmado por los abogados Pablo Ricci y Mariana Rivero Morales.
“La idea es participar en la audiencia. Nuestra intención es que vayamos todos y que tres compañeros hagan uso de la palabra”, dijo ayer a este diario la abogada Soledad Trímboli, vocal de la asamblea.
Las tres personas que darían testimonio en la Corte son Juanita de Ugalde (presidenta de la Asamblea y vecina de Santa Isabel); el puestero Carlos Lucero, que ha cultivado alfalfa bajo riego con agua del Atuel; y una vecina de Santa Isabel que tiene 78 años y que vivió el antes y después del corte del río.
“Entendemos que sus testimonios son muy ricos. Queremos hacer uso de la palabra y dar testimonio del sentir pampeano respecto al río”, agregó Trímboli.

Una nación en la Corte.
La nación Rankulche también solicitará a la Corte la habilitación para presentarse como amiga del tribunal. Ayer, la ministra de Desarrollo Social, Fernanda Alonso se reunió con el gobernador del pueblo Ranquel, Carlos Campu, y con el presidente del Consejo de Lonkos, Pedro Coria para generar acciones conjuntas en torno a la defensa de los ríos.
“Se trata de generar un espacio de intercambio fluido entre la ministra Alonso, presidenta del Consejo Provincial Aborigen, y la máxima autoridad del pueblo Ranquel, en diversos acuerdos como por ejemplo la presentación que hará la Nación Rankulche ante la Corte Suprema, como Amigos del Tribunal, en el marco del reclamo que realiza La Pampa por los ríos”, informaron desde Casa de Gobierno.
Los pueblos originarios serán representados por Pedro Coria, Carlos Martínez, María Inés Canhué y el Lonko Che, Carlos Campu.

Historia del saqueo.
La problemática por las aguas del río Atuel se remonta al año 1947, cuando se inauguró el embalse El Nihuil, formado en el departamento de San Rafael, en el sur de Mendoza, que modificó el curso del agua, perjudicando al oeste pampeano.
En 1987, la Corte Suprema estableció el carácter “interprovincial” del curso hídrico y reguló la utilización del agua de forma compartida, aunque no hubo avances concretos, mientras que en mayo del año 2014, La Pampa presentó una nueva demanda contra Mendoza.
En la última presentación, por la que ahora se citó a una audiencia pública, el gobierno pampeano invocó el “derecho humano al agua”, para que “se declare la presencia de daño ambiental” como consecuencia de incumplimientos de Mendoza a la sentencia del máximo tribunal y otros convenios firmados en los años siguientes.