Más de 100 pueblos sin tren

SE CORTARON RAMALES HACIA TRES PROVINCIAS

Un total de 104 pueblos y ciudades y más de 670 mil habitantes se quedaron sin el servicio de trenes desde el inicio del año, cuando asumió el gobierno nacional de Mauricio Macri. Entre ellos, las dos poblaciones principales de La Pampa: Santa Rosa y General Pico.
El diario porteño Tiempo Argentino publicó un amplio informe donde detalla todos los ramales que se cerraron en lo que va de este año teniendo en cuenta las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos y La Pampa.
“La provincia de La Pampa también se quedó sin trenes de pasajeros. Apenas llegado, el 13 de enero el gobierno nacional decidió suspender el servicio que unía Santa Rosa y General Pico (que había comenzado a prestarse en agosto del año pasado cuando el temporal obligó a acortar hasta Chivilcoy el servicio desde Once)”, señaló el artículo periodístico.
“Son, en total, 104 pueblos y ciudades, más de 670 mil habitantes que vieron pasar el tren por última vez en tiempos de Cambiemos. Sin contar las más de 50 localidades, entre ellas Mar del Plata, que lo perdieron en agosto de 2015, cuando las inundaciones afectaron el puente sobre el río Salado, que se arregló, aunque el ferrocarril nunca volvió”, se agregó.
El tren había recomenzado el servicio entre Santa Rosa y Once en octubre de 2014, pero el convoy que recorría las vías entre esta capital y Buenos Aires, pasando por Catriló, dejó de correr el 8 de agosto a raíz de la rotura de un puente en cercanías de Luján, en provincia de Buenos Aires. Y en enero pasado también se paró el servicio interno entre la capital provincial y General Pico. Además, la empresa Ferrobaires, anunció el despido de 25 empleados que trabajan en la provincia.

Vacíos.
“Mientras el gobierno de Mauricio Macri anuncia un faraónico proyecto ferroviario dedicado exclusivamente al Área Metropolitana, nimbado de un porteñocentrismo extremo, al punto que prevé construir una mega estación bajo el mismísimo Obelisco, más de un centenar de pueblos de tres provincias se han quedado sin tren en lo que va del año”, resaltó Tiempo Argentino.
Y recordó que el 30 de junio pasado, “de forma sorpresiva”, el gobierno bonaerense anunció a través de su Ministerio de Infraestructura la suspensión de todos los servicios prestados por la Unidad Ejecutora del Programa Ferroviario Provincial (Uepfp, más conocida por su razón comercial: Ferrobaires), aduciendo razones de seguridad, y “hasta nuevo aviso”.
“De un día para el otro, los ramales que van a Tandil, 25 de Mayo, Chascomús, Bragado, Junín y Alberdi, a Bahía Blanca vía Pringles y a La Pampa, quedaron vacíos. Una larga lista de pueblos se quedó sin tren. Algunos son poco conocidos: Coronel Boerr, Cacharí, Hinojo, Las Martinetas. Otros más, como Laprida, pago chico de la vicepresidenta Gabriela Michetti”, señaló el informe.

Compartir