Más “despidos encubiertos”

CRISIS LABORAL EN CALZAR

En menos de un año la empresa Calzar SA ha reducido su planta de empleados en un 40 por ciento y las últimas novedades no son muy alentadoras: a partir de ayer la firma anunció que ofrecerá, como otras veces, retiros voluntarios.
La información fue confirmada ayer a Radio Noticias por el secretario General del gremio Textil, Nerio Medina, quien dijo además que adelantaron vacaciones y los retiros voluntarios “son despidos encubiertos”.
“Van a volver a tentar a la gente como lo hicieron allá por el mes de mayo y de a poco van achicando la planta. Pero esto no ocurre en Santa Rosa sino también en otras plantas como Catamarca y Florenciao Varela. En distintas fábricas del país se respira el mismo clima de incertidumbre y preocupación”, dijo Medina.
Hasta el año pasado, la planta de Calzar SA (ex Alpargatas, que produce para la marca Topper) tenía alrededor de 390 empleados entre personal de planta y contratados. Hoy solo quedan 250.
“Lo peor de todo es que nosotros no les podemos decir a los compañeros ándate o quédate, es una decisión que van a tomar ellos. Lo cierto es que están achicando la planta ferozmente, el año pasado arrancaron con 63 compañeros contratados, este año con 83 retiros voluntarios y ahora los vuelven a poner. Ellos aducen que es por el tema de las importaciones, que no tienen ventas, y que la única forma de acomodarse es achicando personal. El hilo siempre se corta en lo más delgado”, agregó Medina y señaló que además de la empresa textil más importante de la provincia, hay pequeños emprendimientos que también están sufriendo las importaciones.

Un mes de plazo.
El ofrecimiento que hizo la firma calzar tiene fecha de vencimiento: los trabajadores que acepten el retiro voluntario deberán comunicárselo a la firma hasta el 10 de noviembre inclusive. “Nos dicen que después de las vacaciones se va a trabajar en forma normal, pero hasta ahora las cosas que nos dijeron han sido todo lo contrario”, señaló el secretario de los textiles.
“La herramienta principal para frenar esta situación la tiene el Estado Nacional y es ponerle un arancel a las importaciones. Está entrando de todo. Entran distintas marcas al país, están abarrotados, señores que desde una oficina se hacen el gran negocio sin poner una maquina en marcha. Eso perjudica directamente a los trabajadores”, cerró Medina.