Más que choferes al volante

PROPONEN CAPACITAR EN EMERGENTOLOGIA A CONDUCTORES DE AMBULANCIAS

El diputado provincial Martín Berhongaray (Frepam) presentó un proyecto de ley que instituye la capacitación para los choferes del Servicio de Emergencias Médicas (SEM), es decir, los conductores de las ambulancias del Estado provincial. El legislador pretende que, al igual que se hace en otras provincias, los trabajadores reciban capacitación en Emergentología pre-hospitalaria y accidentología vial, Uso del instrumental de primeros auxilios y Manejo Defensivo.
La legislación que impulsa Berhongaray crea un programa de capacitación para los choferes oficiales de ambulancias que revistan dentro de la nómina del Ministerio de Salud de La Pampa y coloca como autoridad de aplicación a la propia cartera sanitaria.
A su vez, estipula que los cursos a desarrollarse deberán propender a la capacitación del personal en los aspectos mencionados arriba y que los gastos que demande esa formación les serán asignados a Salud a través del presupuesto anual.

Profesionalizar.
El legislador radical aseguró que su iniciativa tiene como fin avanzar en la profesionalización del trabajo que realizan los conductores de las ambulancias considerando la especial tarea de alto impacto e incidencia sanitaria que realizan.
“En forma cotidiana, los choferes de ambulancias transportan a personas enfermas, lesionadas o convalecientes. Dentro de sus asignaturas habituales, se inscribe la de ubicar a los pacientes en las camillas e introducirlos en la ambulancia, trasladar a los enfermos y heridos hacia un Hospital o Centro de Salud y a los convalecientes a su lugar de destino. Además, no resultan ajenas las ocasiones en que deben auxiliar a los médicos y/o enfermeros frente a una urgencia, o prestar primeros auxilios cuando la situación así lo requiera”, explicó.
El diputado afirmó que la conducción eficaz, fundamentalmente en condiciones de emergencia, entraña enormes responsabilidades y exige el despliegue de habilidades específicas. Por eso propone que todos los choferes reciban una capacitación acorde a la envergadura de las tareas sanitarias que desarrollan. “Los choferes sanitarios asumen conductas que exceden largamente las de conducción de otro tipo de vehículos, toda vez que frente a situaciones de emergencia la prontitud en la respuesta y la pericia resultan fundamentales para prestar debida asistencia al profesional en salud”, dijo Berhongaray.

Conocimientos.
Por otro lado, aseguró que la capacitación en emergentología pre-hospitalaria podría marcar la diferencia en la atención del paciente o en la derivación de rigor que debe efectuar el personal a bordo de una ambulancia. Emergencias cardiovasculares, respiratorias y diabéticas; Parto de urgencia; Conocimientos básicos de farmacología, permitiendo el uso y administración de algunos medicamentos; Uso del Desfibrilador Externo Automático (DEA); manejo básico del Monitor Desfibrilador; conocimiento de Terapia Intravenosa; Conocimientos de extricación vehicular; manejo de columna; dispositivos de traslado y férulas para inmovilizar, no deberían faltar en la capacitación, según el legislador.
En cuanto a la conducción de la ambulancia, el autor del proyecto de ley, sostuvo que en los últimos años los programas de Conducción Segura de Ambulancias han resultado ampliamente reconocidos y utilizados, puesto que la conducción efectiva bajo estas condiciones requiere del dominio de hábitos y tácticas de conducción segura o “Manejo Defensivo”.
Berhongaray reveló que este tipo de capacitaciones se dictan en provincias como Neuquén, Formosa, Santa Cruz, Chaco, Santa Fe y Buenos Aires.

Compartir