“Me arruinó, pero voy a salir”

INCENDIO EN EL NESTOR KIRCHNER. EN LA CASA VIVIAN DIEZ PERSONAS

El director de Promoción Social del Ministerio de Desarrollo Social de La Pampa, Javier Weiz, afirmó que se asistirá a la familia afectada. “La vamos a asistir en todo lo que necesite”, dijo el funcionario.
Estelvina Basualdo es una vecina del barrio Néstor Kirchner que el sábado por la noche sufrió la pérdida, casi total, de su vivienda luego de que se produjera un incendio que, según arrojaron los primeros peritajes, fue causado por un desperfecto eléctrico. La mujer, su marido, y ocho personas más (entre ellos varios niños), debieron alojarse en la casa de una hija en el barrio Río Atuel.
Basualdo, a pesar de estar dolida por la pérdida de su casa, se mostró muy positiva y contenta por las grandes muestras de solidaridad de amigos y vecinos, y confió que desde el Instituto Provincial Autárquico de la Vivienda (IPAV) buscarán solucionar sus inconvenientes.
Pocas horas después de que se consumieran las llamas, Estelvina debió conseguir un lugar donde hospedarse. El frío que azotó a la capital pampeana durante la noche del sábado no dio tiempo a los lamentos y la familia tuvo que moverse rápido para pasar la noche bajo techo.
La primera opción fue ir a la casa de una hija de la mujer que vive en el barrio Río Atuel. Mientras tanto dos menores fueron ubicados en la casa de una vecina del barrio. Aún está presente el trago amargo de haber sufrido una dolorosa pérdida como lo es quedarse -provisoriamente- sin su propia casa y sin los elementos que tanto esfuerzo costaron y que fueron devorados por las llamas, pero Estelvina se mostró reconfortada por saber que hay muchas personas que quieren ayudarla y que, por sobre todas las cosas, nadie resultó con heridas de gravedad.

Diez personas.
En la casa vivían diez personas. Estelvina, su marido y ocho personas más, entre ellos cinco niños menores. Al momento del siniestro, sólo estaba uno de los hijos de la mujer, de 25 años, el resto asistía a un cumpleaños. La voz de un vecino fue quien alertó sobre el incendio: “Me dijo que se estaba prendiendo fuego la casa”.
Mientras la mujer se enteraba sobre el siniestro, su hijo intentaba apagar el incendio y, según le argumentaron los vecinos que también brindaron apoyo al muchacho, “los bomberos llegaron tarde y la policía, cuando quiso ayudar, tenía los matafuegos sin carga. Pero eso son comentarios, desconozco si fue así”, aseguró. En cuanto al joven, resultó con quemaduras en su manos y con heridas leves.
“Lo más importante es que él está bien, que nosotros estamos bien y lo demás es material. Me levanté muchas veces y ésta no va a ser una excepción”, expresó Estelvina quien el día posterior al incendio tuvo que ir a ver a un médico porque sufre problemas de salud: “Esto me mató. Me arruinó, porque caer y levantarte de vuelta cuesta mucho, pero tengo fe en que voy a salir adelante”.

Hoy irá al IPAV.
Ayer mucha gente se acercó a la casa siniestrada. Para sorpresa de la mujer, una de las presentes fue Melina Delú, gerenta de Planificación del IPAV: “Me dijo que mañana -por hoy- tengo que presentarme en el IPAV, porque la vivienda tiene un seguro. De todas maneras hay que esperar los peritajes de Bomberos por el tema del presupuesto”, especificó la mujer y agregó que “por el momento voy a estar buscando un lugar donde alquilar, porque los destrozos fueron casi totales”. El director de Promoción Social del Ministerio de Desarrollo Social de La Pampa, Javier Weiz, en diálogo con www.laarena.com.ar, se refirió a la situación de la familia que perdió todo al incendiarse su casa del barrio Néstor Kirchner.
En ese contexto, el funcionario adelantó que el gobierno provincial la va a asistir para que pueda “recuperar” sus cosas y regresar a su casa.

Solidaridad.
Muchas personas se anoticiaron, tanto el sábado por la noche como ayer por la mañana, del suceso ocurrido en la vivienda 1104 de la calle Rubio Sur. El hecho movilizó a los amigos, familiares y desconocidos que se acercaron solidariamente para donar ropa y demás elementos. Este acto no pasó desapercibido por la principal damnificada y argumentó que “tuvimos mucho apoyo solidario” y agregó que “desde la municipalidad acercaron colchones y frazadas que fueron guardados en el garaje de una vecina”.
Por su parte, una vecina puso a disposición su garaje como centro de acopio de las donaciones que lleguen para la familia de Estelvina.