Mediación Judicial: acuerdos llegan hasta el 88 por ciento

"LA GENTE APRENDE A RESOLVER SUS CONFLICTOS HABLANDO"

Desde la Oficina de Mediación Judicial aseguran que el recurso tiene un alto índice de acuerdos. Los casos suelen resolverse a distancia a través de WhatsApp o Skype.
La mediación en La Pampa llega a un 88% de efectividad. Así lo aseguran desde la Oficina de Mediación Judicial, cuya dirección está a cargo de la abogada María del Carmen García Fava. Para ejemplificarlo, la funcionaria reveló que de febrero a diciembre del año pasado ingresaron 2.200 causas en toda la provincia y, a febrero de este año solo 200 permanecían activas.
“La mediación es una herramienta muy válida para resolver conflictos. De hecho, de las mediaciones efectivamente realizadas el año pasado llegaron en alguna circunscripción judicial hasta el 88 por ciento de acuerdos”, señaló García Fava, a través de un parte de prensa difundido por el área de prensa del Superior Tribunal de Justicia.
La ley de mediación judicial obligatoria cumplirá tres años de vigencia en La Pampa el próximo 1 de septiembre. La mediación es un método no adversarial para resolver conflictos en determinados ámbitos, que apunta a acuerdos rápidos y eficaces en términos de tiempo y dinero, que no utiliza el papel y que rige en las cuatro circunscripciones judiciales, con sedes en Santa Rosa, General Pico, General Acha y Victorica, con altos índices de soluciones de común acuerdo y bajos de incomparecencias.

Vía chat.
La norma alcanza a cuestiones mediables que no tengan que ver con el orden público (amparos, sucesiones o medidas cautelares). Por ejemplo en lo referido a vínculos familiares (horarios de visita y alimentos a hijos), en temáticas civiles, cumplimientos de contratos, medianeras y daños y perjuicios. Para ello, en La Pampa, trabajan unos 50 mediadores entre abogados de la matrícula y personal del Poder Judicial.
“Es una herramienta tan válida que, a partir de un convenio interprovincial que contiene el concepto ‘neutralidad tecnológica’, hemos resuelto muchos conflictos vía teleconferencias, Skype, mails, celulares, WhatsApp, teléfonos de línea y hasta señales de humo…”, exageró García Fava para dar una idea de que todas las alternativas son posibles para alcanzar soluciones mancomunadamente.

Interprovinciales.
“Los responsables de las oficinas de uno y otro lado del conflicto ponen todos sus recursos a disposición de las partes para intentar el diálogo más allá de las distancias. De hecho, ya se hicieron 65 mediaciones a distancia -con casi todas las provincias- y además varias de ellas están ampliando el abanico a Uruguay, Paraguay, Bolivia y Chile”, se informó desde el STJ.
“De febrero a diciembre del año pasado ingresaron 2.200 causas en toda la provincia y, a febrero de este año sólo 200 permanecían activas; es decir en trámite. En las restantes se obtuvo una respuesta -indicó García Fava-. Ello significa que el trámite finalizó, sea por acuerdo, sin acuerdo, porque las partes no comparecieron o porque fue imposible localizarlas; pero las oficinas se pusieron a disposición de las partes para la búsqueda de una solución independientemente del resultado. Eso tiene que ver con uno de los elementos principales del servicio de mediación que es la rapidez y la eficiencia. El propio procedimiento es rápido porque a los 10 días hay que citar a la primera audiencia y luego la ley prevé otros 60 días para llegar a una solución antes de avanzar con la causa o llegar a juicio”.

Efectividad.
Al referirse a los índices de efectividad, la funcionaria enfatizó que “son muy buenos”. “El año pasado en Santa Rosa las causas efectivamente mediadas llegaron al 55 por ciento, en General Acha al 66, en General Pico al 68 y en Victorica al 88. O sea, si cada 100 casos hay entre 55 y 88 que se resuelven favorablemente cuando las partes se presentaron a las audiencias, quiere decir que el sistema es eficiente”, explicó García Fava.
“Ahora empezaremos a llamar a grupo de personas para medir el sostenimiento de los acuerdos en el tiempo -añadió-. Es decir, si un padre continuó pagando en tiempo y forma la manutención de un hijo; si alguien que se comprometió a reparar un daño en cuotas las está pagando… Ahí tendremos otro dato fundamental para medir la eficacia del sistema. A nivel nacional las causas que vuelven para atrás rondan entre el uno y el tres por ciento”.