Megaestadio: Varela va a juicio oral por no rescindirle a Inarco

LA CORTE DESESTIMO EL PEDIDO DE SOBRESEIMIENTO DEL EX MINISTRO DE OBRAS PUBLICAS

Juan José Reyes – La carátula de la causa es por “incumplimiento de los deberes de funcionario público” y se debió a que Varela no solicitó la rescisión del contrato con Inarco, pese a que se le venció el plazo para terminar la obra.
El ex ministro de Obras y Servicios Públicos de la provincia Jorge Varela afrontará un juicio oral por el presunto delito de “incumplimiento de deberes de funcionario público” en relación a la nunca terminada obra del Megaestadio santarroseño.
El pasado martes 29 de noviembre la Corte Suprema de Justicia de la Nación, con las firmas de los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Higthon de Nolasco, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti, no hizo lugar al Recurso de Queja deducido por la defensa del ex ministro de la gestión de Oscar Mario Jorge y, con esa decisión, quedó determinado que irá a juicio.
La causa se inició en el Juzgado de Control de la Primera Circunscripción Judicial. El juez de control Daniel Ralli primero le rechazó un pedido de sobreseimiento y autorizó al fiscal general Guillermo Sancho a avanzar en la investigación por el incumplimiento.
El fallo, ratificado por el Tribunal de Impugnación Penal (TIP) y el Superior Tribunal de Justicia (STJ), hizo que Varela recurriera a la Corte, en un recurso extraordinario que no le hizo lugar y va a juicio oral y público.
Cuando Sancho dio por finalizada la investigación elevó la causa para que se realizara el debate oral y público, más allá que todavía le quedaba la opción del recurso de hecho en la Corte. El ex ministro había renunciado a su cargo en 2014, a punto de que se le iniciara un juicio político para lograr su desplazamiento.
Luego se desempeñó como asesor del ex gobernador Jorge. La desestimación del recurso extraordinario federal (1203/2016)) interpuesto por el apoderado del ex ministro, Jorge País Rojo, deja a Varela sin opciones jurídicas para evitar el juicio oral.

Una larga historia
Varela irá a juicio oral y público por el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público por no haber pedido la rescisión del contrato con la constructora piquense Inarco SA en la fallida obra del Megaestadio.
La carátula de incumplimiento de los deberes de funcionario público fue por no solicitar la rescisión del contrato con la constructora, pese a que se le venció el plazo para terminar los trabajos de la obra. Ese delito está previsto y penado por el artículo 248 del Código Penal.
Desde mayo de 2011 a febrero de 2015, cuando se levantó la paralización de la obra y comenzó el trámite de la rescisión, la obra estuvo paralizada y todo quedó en la nada, según lo afirmó el fiscal general en declaraciones públicas durante la etapa de investigación.
Dijo además que “la ley provincial 1.666 de ministerios regula la función de los ministros, que es asistir al gobernador, el asesoramiento. Varela debió asistirlo a Jorge, aconsejarlo y él debió articular medidas para destrabar este conflicto. Eso no sucedió”.
El cuestionado polideportivo de Santa Rosa en el Parque Don Tomás se empezó a construir en 2006, durante el anterior gobierno de Carlos Verna, y por errores de cálculo ya no se pudo colocar el techo. Debía terminarse en un año, pero aún hoy una década después sigue inconcluso aunque las actuales autoridades afirman que se licitará en el primer trimestre del año próximo con un costo superior a los 320 millones de pesos.

El fallo.
La desestimación del recurso extraordinario federal presentado por la defensa de Varela fue terminante. No hizo lugar al “recurso de hecho deducido por la defensa en la causa Varela, Jorge, para decidir sobre su procedencia”. Consideró que “el recurso extraordinario cuya denegación motivó la queja no se dirigía contra una sentencia definitiva o equiparable a tal se la desestima”.
La Corte además intimó a la parte recurrente a que, dentro del quinto día de notificado, efectúe el depósito que dispone el artículo 286 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación, a la orden de la Corte y bajo apercibimiento de ejecución. La novela del Megaestadio todavía tiene algunos capítulos para resolverse jurídicamente, aunque también, claro está, su finalización.

Compartir