Mendoza culpa a La Pampa por falta de avance en obras

El subsecretario de Obras Públicas del gobierno mendocino, Gerardo Vaquer, también delegado de esa provincia ante el comité de cuenca del río Colorado, culpó a la provincia de La Pampa por la falta de avance que se registra en el proceso para construir la represa de Portezuelo del Viento, sobre el río Grande. “La Pampa hace presentaciones para obstaculizar”, sostuvo.
Según publicó ayer el diario mendocino Los Andes, un grupo de diputados nacionales de la UCR mendocina presentó ante el Congreso de la Nación un pedido de informes para saber por qué no avanza esta “megaobra” hidroeléctrica, un proyecto emblemático del gobierno mendocino. El pedido de informes fue presentado por Víctor Scattareggia, quien se valió de las declaraciones que el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, realizó en el Congreso Nacional el 30 de abril.
En esa oportunidad, Capitanich sostuvo que “la Nación ha cumplido con sus obligaciones” en este proyecto y le enrostró al gobierno de Francisco “Paco” Pérez una “falta de gestión” para avanzar con la obra, sobre todo ante el Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco), donde debe lograr autorizaciones que están pendientes.
Desde el Ejecutivo mendocino rechazaron la imputación y aseguraron que se han estado cumpliendo diferentes tareas pero que si no hay avancen visibles es por “los obstáculos que pone La Pampa” en el Coirco.
Capitanich hizo aquella declaración la penúltima vez que estuvo en el Senado ante el requerimiento de la senadora Laura Montero, quien le pidió datos sobre la inactividad, que se integra al proyecto de “Aprovechamiento Integral de los Recursos Hídricos del Río Grande – Trasvase del Río Grande al Río Atuel” y que, según los entendidos, generará grandes beneficios para la cuenca del río Colorado, del cual el Grande es su principal tributario.

Negativa.
“Lo que falta ahora es que el Coirco apruebe el proyecto para que la obra logre finalmente avance, pero la negativa pampeana podría profundizar el freno”, sostuvo el diario Los Andes en la crónica de ayer.
Para justificar tan temeraria afirmación, el diario citó declaraciones de un alto funcionario del gobierno mendocino del área del Ministerio de Infraestructura. “Las decisiones se toman por unanimidad, así que la situación no es fácil”, confesó el subsecretario de Obras Públicas y delegado ante aquel comité, Gerardo Vaquer. “La Pampa hace presentaciones para obstaculizar”, denunció, según el diario cuyano.

Acuerdo.
El 29 de agosto de 2006 el entonces presidente Néstor Kirchner acordó con el entonces gobernador mendocino Julio Cleto Cobos financiar esta megaobra y comprometió la suma de 1.005.000.000 pesos para financiarla. El 6 de junio de 2007, el decreto 687 firmado por Kirchner y el ministro de Planificación, Julio De Vido, ratificó el acuerdo. En noviembre de ese año, a apenas 20 días de que Cobos dejara la gobernación y se hiciera cargo de la vicepresidencia, De Vido firmó la resolución 1.084 asegurando la transferencia de $14.088.921,29.
Los datos recabados por los legisladores radicales señalan que en realidad hubo un primer depósito de poco más de $4 millones (el 27 de noviembre de 2007) y que en los siguientes dos años “habría habido otros desembolsos” para pagar los estudios que hizo una consultora. “Queremos saber cuánto cobró Mendoza y qué se ha hecho con el dinero” dijo Scattareggia en esta oportunidad.

¿Quién manejará las compuertas?
Los puntos que tiene que resolver son tres, uno más importante que el otro. El primero de ellos, quién manejará la represa. Mendoza quiere hacerlo a su voluntad, como lo hace con Los Nihuiles. Coirco quiere que sea el sistema que con Casa de Piedra, donde Coirco establece la apertura y cierre de compuertas y una comisión interprovincial se encarga de operarla. El segundo es el estudio de impacto ambiental sobre la cuenca del río Colorado y el tercero, la determinación del caudal ambiental mínimo de la represa.

“No tienen conciencia de cuenca”
Si la obra de Portezuelo del Viento no avanza es porque Mendoza aún no cumplió con varios pasos fundamentales ante el Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco). Así lo afirmó ayer el secretario de Recursos Hídricos de La Pampa, Néstor Lastiri. “El problema no somos nosotros sino ellos, que no tienen conciencia de cuenca”, sostuvo.
“Estamos como hace 2 años”, dijo ayer el delegado pampeano ante el Coirco, Néstor Lastiri al ser consultado por los dichos del subsecretario Gerardo Vaquer. “En estos años no ha habido muchas modificaciones salvo reiteradas acciones de Mendoza ante bancos nacionales e internacionales para buscar financiamiento”, detalló.
La última estrategia mendocina fue pedirle al gobierno nacional que incluya Portezuelo del Viento en los convenios de colaboración bilateral que firmó con Rusia y con China. “Desde Nación llamaron a Coirco para preguntar cómo estaba el trámite y le dijeron lo que es: que Mendoza todavía tiene que presentar mucha documentación”, señaló Lastiri. “Por eso, el jefe de Gabinete Jorge Capitanich dijo en el Congreso de la Nación cuando le preguntaron por Portezuelo que lo que tiene que hacer Mendoza es gestión ante Coirco si quiere retomar el tema”.
Tras esa recomendación Mendoza salió a “gestionar” la obra y una de sus primeras acciones fue concurrir a Coirco a la sesión del 8 de agosto para informar lo que estaban haciendo en pos de esos estudios. “Son las mismas cosas que le pidió el comité hace 2 años”, reiteró Lastiri.
“Ellos dicen que están trabajando intensamente para solucionar los problemas y avanzar, pero lo cierto es que aún les queda mucho, muchísimo por delante”, advirtió el secretario pampeano. “Esto que estamos discutiendo está en la órbita del comité ejecutivo. Después está la etapa del Consejo de Gobierno”, recordó.
Sobre la afirmación de que La Pampa pone obstáculos para molestar, Lastiri fue muy directo: “Ellos necesitan poner una excusa para justificar la gestión del agua que hacen. Culpan a otros de sus problemas y ahora les viene bien La Pampa”.
“El problema no somos nosotros sino ellos que no tienen conciencia de cuenca ni aceptan compartir los recursos”, concluyó.