Mesa Intersindical ratificó convocatoria a nuevo paro

La Mesa Intersindical ratificó ayer el paro de 72 horas que había convocado para el miércoles 11, jueves 12 y viernes 13 de junio. Lo decidió luego que el gobierno provincial dejara pasar los días sin hacer un nuevo llamado a la negociación paritaria.
El paro convocado la semana pasada fue ratificado por los dirigentes de los gremios estatales agrupados en la Mesa Intersindical tras un plenario realizado ayer en la sede del Sindicato del Personal de Obras Sanitarias (Sipos). La semana pasada, los gremios habían decidido esperar unos días para ver si el gobierno flexibilizaba su postura, pero ante la ausencia de cambios optaron por ratificar la medida de fuerza. Al mediodía lo notificaron a la Subsecretaría de Trabajo.
Los sindicatos confirmaron el paro tras rechazar la única puerta que les había dejado abierta el gobierno provincial, una alternativa que consistía en que los sindicatos aprobaran una propuesta salarial similar a la que cerraron con los gremios docentes para recién después sentarse a dialogar sobre el tema.
“No nos interesa ir al conflicto, pero si no se reabre la paritaria haremos paro el 11, 12 y 13 de este mes”, dijo Julio Acosta, secretario general de Luz y Fuerza. “Lo que nos dicen es que la reabrirían únicamente la negociación si nosotros aceptamos la propuesta del gobierno, y eso no es una paritaria, es pasar a una escribanía”, agregó el lucifuercista.
La propuesta que el gobierno cerró con los sindicatos docentes contempla adelantar de octubre a agosto el pago de la última cuota del aumento del 28 por ciento, una mejora en el pago de asignaciones familiares y establecer una “cláusula gatillo” antes situaciones no previstas. De esta forma, el aumento escalonado quedará de la siguiente manera: 12 por ciento en febrero, 7 por ciento en mayo y 9 por ciento en agosto.
El gobierno provincial aseguró que esta es la quinta mejora salarial que se hace y advirtieron que están limitados por las finanzas. “Se están destinando 1.200 millones de pesos contemplados para el aumento”, expresó el jefe de gabinete Ariel Rauschenberger, según reprodujo la agencia noticiosa Télam.

Solidaridad.
En la reunión de ayer, la Intersindical expresó también su solidaridad hacia el Sindicato de Trabajadores de la Salud Pampeanos (Sitrasap) ante la “criminalización de la protesta que realiza el gobierno de Jorge”.
“El menemismo de los años ’90 nos mostró que esta es la estrategia predilecta de los gobiernos neoliberales”, sostuvo la Intersindical en el repudio a la “judicialización” que, según afirmó, está promoviendo el gobierno provincial. “Mientras se entregaba al país con las privatizaciones y se dejaba a miles de personas sin trabajo, se consideraba la protesta y la movilización de los trabajadores como atentatoria del ‘orden público’, aislándola del contexto que la provocaba”.
“La lógica es clara: aislar los hechos, quitarles contexto e historia y solamente enfocar y echar luz sobre los aspectos que el gobierno necesitará para desprestigiar a los trabajadores, mientras se cubren con un manto de oscuridad los negocios y los perjuicios para las mayorías”.
El gobierno de Oscar Jorge y sus funcionarios “siguen aquel camino que claramente señaló el menemismo en nuestro país, mostrar solo un aspecto de la realidad, desprestigiar a las organizaciones de los trabajadores, perseguir a los militantes como herramienta política para imponer un modelo que claramente perjudica a la mayoría de los trabajadores pampeanos”.