Moralejo: “No existe riesgo sanitario”

ESTE AÑOS YA SECUESTRARON 7 MIL KILOS DE CARNE QUE IBA AL SUR

Desde el gobierno de La Pampa, plantean que la barrera sanitaria es “comercial y anticonstitucional” y resaltan que los frigoríficos locales pueden ofrecer asado barato.
El ministro de la Producción, Ricardo Moralejo, manifestó que la carne pampeana “ofrece seguridad sanitaria” y que pretende incorporarse a un área de comercio integral, al defender la posición del gobierno provincial que insiste con vender asado al sur del río Colorado, por lo que impulsa la modificación de la barrera sanitaria.
“No existe ningún riesgo sanitario y hoy la barrera es comercial y anticonstitucional”, aseguró el funcionario en diálogo con FM Capital de Río Negro, agregando que los frigoríficos pampeanos pueden ofrecer asado con hueso al consumidor a 90 pesos el kilo.
Además, planteó que la barrera del río Colorado que mantiene el Senasa, el organismo nacional responsable de garantizar y certificar la sanidad y calidad de la producción, “no tiene razón de existir” porque en la provincia de La Pampa hace 20 años que no hay brotes y tampoco hay circulación del virus.
La prohibición de vender carne con hueso plano al sur del Colorado también generó un mercado ilegal. Según la Policía de Río Negro, en este año se secuestraron más de 7 mil kilos de carne. En el último operativo, secuestraron 800 kilos en un operativo dispuesto por la Unidad Regional V y zona tránsito Alto Valle Norte de Cipolletti. El domingo, Senasa decomisó 250 kilos de carne vacuna con hueso en el mismo destacamento, lo que sumó una tonelada en solo tres días.

Riesgo nulo.

Moralejo aseguró que “el riesgo sanitario es prácticamente nulo” y destacó que el ingreso de carne con hueso plano de La Pampa “no perjudicará la ganadería en la Patagonia”, sino que permitiría “un crecimiento si se orienta a la exportación hacia países sin aftosa y sin vacunación donde tienen mayor valor que en el mercado interno”.
Explicó que una mayor oferta de carne al sur del río Colorado sería producida por La Pampa y generaría saldos exportables de la producción local, y aclaró que no se pretende levantar la barrera sino sólo permitir el ingreso de planchas de asado con hueso. “No estamos pidiendo otros cortes”, precisó.

Patagonia.

Además, el ministro Moralejo afirmó que “la integración que proponemos está lejos de llegar a achicar la ganadería de la región sino a estimularla” porque no creció la ganadería patagónica a partir de que no tiene opciones de venta atractivas como la de vender al exterior.
Siguiendo en ese sentido, el funcionario pampeano admitió que la industria patagónica deberá adaptarse a ese mecanismo y que “en La Pampa nos consideramos una provincia patagónica” y ejemplificó que Estados Unidos es el mayor importador de carne del mundo y el mayor exportador de carne porque tiene un status superior.